Sonidos abdominales = Sonidos intestinales

Sonidos abdominales=Sonidos intestinales.  

Son los sonidos emitidos por el contenido abdominal (principalmente los intestinos). Pueden abrir todo lo subrayado y los cuestionarios, en: http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/003137.htm

Los sonidos abdominales (sonidos intestinales) son hechos por los movimientos de los intestinos a medida que impulsan el alimento. Debido a que los intestinos son huecos, los sonidos que producen pueden hacer eco a través del abdomen con sonidos similares a los que producen las tuberías del agua. La gran mayoría de los sonidos intestinales son benignos y simplemente sugieren funcionamiento del tracto gastrointestinal y son evaluados al escuchar el abdomen con un estetoscopio (auscultación). Aunque la mayoría de los sonidos son normales, en algunos casos hay sonidos anormales que proveen información valiosa acerca de la salud corporal.

La ausencia de sonidos, denominada íleo, es una condición que no permite al médico oír sonido intestinal alguno luego de escuchar cada área del abdomen, lo cual indica una ausencia de actividad intestinal. Muchas condiciones médicas pueden conducir a ello, por lo que es importante evaluarlas debido a que los gases, secreciones y contenidos intestinales pueden acumularse y romper la pared intestinal.

La reducción de los sonidos intestinales (sonidos hipoactivos) implica una reducción de la fuerza, tono o regularidad de los sonidos intestinales. Ellos indican un retraso en la actividad intestinal. Los sonidos intestinales hipoactivos son normales durante el sueño o poco tiempo después de tomar ciertos medicamentos o de una cirugía abdominal. Con frecuencia, la disminución o ausencia de los sonidos indica estreñimiento.

El incremento de los sonidos abdominales (hiperactivos) a veces hasta se puede escuchar sin necesidad de un estetoscopio. Los sonidos intestinales hiperactivos reflejan un incremento en la actividad intestinal, algunas veces se presentan en casos de diarrea y después de comer.

Siempre se evalúan los sonidos abdominales junto con los síntomas de náuseas, vómitos, presencia o ausencia de movimientos o gases intestinales. La evaluación médica continua es importante si los sonidos intestinales son hipo o hiperactivos y existen síntomas anormales. Por ejemplo, la ausencia de sonidos intestinales después de un período de sonidos intestinales hiperactivos es un hallazgo importante que puede indicar una ruptura o estrangulación de los intestinos con muerte subsecuente de los tejidos intestinales (necrosis).

Causas comunes    Volver al comienzo

La mayoría de los sonidos producidos por el estómago o los intestinos se deben a la digestión normal y no debe haber preocupación. Sin embargo, si se presentan otros síntomas, el médico puede usar un estetoscopio para escucharlos y determinar la existencia de un problema. Son muchas las condiciones que causan sonidos hipo o hiperactivos; la mayoría son benignas por naturaleza y no requieren tratamiento. No obstante, las siguientes son condiciones más serias que pueden presentarse con los sonidos intestinales anormales:

Sonidos intestinales hiperactivos, hipoactivos o ausentes:

·         Obstrucción intestinal mecánica (causada por una hernia, tumor, adherencias o condiciones similares que pueden bloquear físicamente los intestinos

·         Obstrucción de los vasos sanguíneos con el consecuente daño al tejido (por ejemplo, coágulos sanguíneos que pueden causar una oclusión arterial mesentérica, lo que evita que los intestinos reciban un flujo de sangre apropiado)

·         Íleo paralítico, un problema de los nervios que van al intestino en el cual se observa reducción de la actividad neurógena (nerviosa), que puede ser consecuencia de infecciones, asas intestinales distendidas, trauma, obstrucción intestinal, obstrucción vascular y desequilibrio químico como la hipocaliemia

Sonidos intestinales hipoactivos (otras causas):

Drogas que reducen los movimientos intestinales, como los opiáceos (la codeína), anticolinérgicos, fenotiazinas y otros
Anestesia general y epidural
Irritación del abdomen (terapia por radiación para el tratamiento del cáncer)
Cirugía abdominal (puede reducir los sonidos intestinales durante 1 a 5 días)

Sonidos intestinales hiperactivos (otras causas):

·         Diarrea (por cualquier causa incluyendo el estrés emocional)
·         Enfermedad de Crohn
·         Hemorragias GI
·         Colitis ulcerativa
·         Alergia a los alimentos
·         Enteritis infecciosa

Se debe buscar asistencia médica si se experimentan síntomas como náuseas, vómitos, diarrea o estreñimiento prolongados, sangrado a través del recto o cualquier otro síntoma considerado anormal.

Se hace la historia médica y se realiza un examen físico.

Las preguntas para una historia médica sobre los sonidos intestinales pueden ser, entre otras:

·         ¿Qué otros síntomas están presentes?
·         ¿Se ha notado dolor abdominal?
·         ¿Se ha tenido diarrea?
·         ¿Se ha tenido estreñimiento?
·         ¿Se ha notado distensión abdominal?
·         ¿Se ha notado exceso o ausencia de gases (flatos)?
·         ¿Se ha notado sangrado del recto o heces negras?

Se realiza un examen abdominal minucioso y se evalúan la temperatura, el pulso, el ritmo respiratorio y la presión sanguínea. Se realiza un examen abdominal minucioso. El examen con el estetoscopio puede revelar sonidos anormales que pasaron inadvertidos para el paciente.

Los exámenes de diagnóstico que pueden realizarse son:

·         Diversas pruebas sanguíneas
·         Radiografías abdominales
·         Gammagrafía, TAC abdominal
·         Endoscopia
·         Otras pruebas y estudios de imagen

Aunque muchas condiciones se manejan en el consultorio médico, también puede ser necesaria la hospitalización si existen signos de una emergencia real o amenazante. Se pueden tomar medidas para vaciar el intestino, lo cual se logra ubicando un tubo a través de la nariz o la boca, llevándolo hacia el estómago o los intestinos (sonda nasogástrica) y luego succionando los contenidos intestinales.

Por lo general no se deben tomar líquidos ni alimentos a través de la boca para permitir descanso a los intestinos. Con frecuencia se necesitan líquidos intravenosos. Se pueden suministrar medicamentos para reducir los síntomas y tratar la causa del problema (el medicamento específico depende de cada situación). En algunos casos se puede requerir cirugía inmediata.

Si se diagnosticó y trató una condición, es posible que el paciente desee anotar la información en su registro médico personal.

Colaboración CL Gonzalo Retamal Moya