LA ARTROSIS


El ser humano como ser vivo se mueve gracias a su esqueleto, formado por los huesos que se desplazan desde las articulaciones. Las articulaciones o lugar donde contactan dos huesos, permiten la soltura corporal y la movilidad. Los huesos son movidos por los músculos. El ser humano es un ser "articulado", en el mejor de los sentidos de la palabra y gracias a las articulaciones se puede mover. Si los huesos fueran rígidos en su forma y en su unión estaríamos "plantados en el suelo". Quizás la articulación sea uno de los saltos evolutivos más importantes en el paso de la planta al animal. Los animales y el ser humano, permaneciendo aún en contacto con la tierra, se mueven por sus articulaciones.

Los niños se mueven con ligereza, en sus huesos y articulaciones hay elasticidad y los músculos están relajados. En las personas mayores las malas posturas corporales, las contracciones o tensiones musculares, el exceso de peso, la vida sedentaria; provocan trastornos en las articulaciones. Las contracciones o bloqueos musculares son muchas veces consecuencia de problemas o tensiones psicológicas (ansiedad, angustia, miedo, rabia reprimida,...). La rigidez mental se transmite a una rigidez física, como bien lo estudió Wilhem Reich, tan conocido como marginado psicoanalista e innovador en el campo de la psicosomática y la relación cuerpomente. El llamó coraza muscular a los bloqueos musculares consecuencia de la falta de contacto y amor humano y las represiones psicológicas que vivimos desde niños.

Rigidez muscular

Un niño que vive protegido, amado y sin represiones psicológicas en el campo de las relaciones humanas, en su sexualidad y capacidad de expresarse ,es un niño suelto, espontáneo y abierto. En cualquier movimiento se expande hacia fuera, sin miedo, crece. Por el contrario un niño sin amor, sin protección es un "animal humano" indefenso, asustado, que se aísla cerrándose hacia dentro, contrayendo el cuerpo, en un intento de defenderse del mundo hostil y frío (emocionalmente hablando). Un niño que se siente amenazado cierra el cuerpo, se contrae, corta la respiración, esconde la cabeza en los hombros, y si la amenaza sufrida es grave intenta no tener contacto con el mundo e incluso aparece un gran retraso en su crecimiento, se niega a crecer. El niño maltratado, siendo mucho peor , entre otras cosas por ser menos visible, el maltrato psíquico que el físico, se defiende con su rigidez corporal que se manifiesta en dos formas importantes: el miedo y la rabia destructiva, más o menos reprimida esta última.

En el adulto, la rigidez muscular es igualmente un síntoma de defensa ante el mundo. Las personas con graves problemas psíquicos tienen una grave también falta de movilidad. Con frecuencia ellas mismas se ponen una "camisa de fuerza" (acorazamiento según Reich) invisible que les impide toda movilidad espontánea. Los músculos contraídos como defensa ante el mundo vivido como agresivo, tanto en el niño como en el adulto, "atan" las articulaciones , disminuyendo la capacidad de movimiento, favoreciendo así la aparición de inflamaciones y rigideces articulares . Este factor, añadido a otros que iremos viendo, dan lugar a los trastornos reumáticos, al reuma.

El reuma

En el libro "Enfermedades reumáticas, todas las respuestas" de la Sociedad Española de Reumatología, uno de los autores, el Dr. Eliseo Pascual escribe : "Algunas enfermedades reumáticas tienen su origen en problemas en la función de algunas estructuras, por ejemplo una contractura muscular mantenida relacionada con defectos de la postura u otros factores". Los estudios de los especialistas en psicosomática demuestran que entre esos "factores" tienen un papel primordial los problemas psicológicos.

Cuando predomina la inflamación, hecho más frecuente en los jóvenes, la afectación articular se conoce como artritis. Si predomina la degeneración articular (cartílago y hueso) se llama artrosis o "desgaste". Tanto en unas afecciones como en otras actúan varios factores además del psicosomático , como veremos más adelante. A estas múltiples afecciones se las conoce como enfermedades reumática o simplemente reuma. La palabra reuma es un saco donde se colocan afecciones de los huesos, articulaciones y músculos en general.

Estudiamos en principio una de las afecciones más comunes y más representativas de nuestra forma de vida: La artrosis.

Cambios en la articulación

Desde la teoría de la Higiene Vital o Higienismo la artrosis es consecuencia de lo que hemos llamado "civilización del bienestar", donde tienen especial importancia la mala alimentación, la obesidad o sobrepeso, la vida sedentaria, el estrés o las tensiones psicológicas, las malas posturas ( en la vida diaria, en el trabajo o aprendidas en la escuela). A la artrosis popularmente se le conoce como desgaste, y entre ellas el desgaste de rodilla y el de cadera son las más frecuentes. Hay que diferenciarla bien del desgaste de huesos, conocido como osteoporosis, que es una pérdida de calcio a nivel general de todo el esqueleto.

La artrosis es una enfermedad que aparece a partir de los 40 años, y se caracteriza por una alteración importante de la articulación. En dicha articulación tiene lugar un reblandecimiento original de una zona del cartílago, seguidamente aparecen unas fisuras superficiales y el cartílago se va destruyendo poco a poco y por fin se afecta el hueso que se encuentra por debajo de este (ver figura). El hueso intenta reparar la lesión formando excrecencias o salientes en las márgenes de la articulación ( se conocen como osteofitos).

La cápsula articular se encuentra engrosada y fibrosa , y puede haber derrame del líquido sinovial o líquido interno de la articulación, especialmente en la rodilla.

En los estadios avanzados sólo quedan vestigios de cartílago. Los crujidos al mover la articulación traducen la pérdida de la regularidad de la superficie del cartílago. Las articulaciones habitualmente afectadas son la rodillas, caderas, columna vertebral y los dedos. Si no hay traumatismos u otras causas locales no se afectan las articulaciones de los hombros, muñecas, tobillos y codos.

Los síntomas de la artrosis o desgaste de una articulación son locales : dolor, rigidez, limitación de la movilidad y pérdida de la función o trabajo de dicha articulación. En la artrosis avanzadas hay un abultamiento y deformidad de la articulación.

Una enfermedad que duele

El dolor es uno de los síntomas de la artrosis, dolor que generalmente cede con el reposo y que de nuevo comienza al iniciar el movimiento, sobre todo cuando es brusco y descontrolado. Al ponerse de pie tras haber estado sentado mucho tiempo , al subir o bajar escaleras o llevar peso.

Tras un cierto tiempo en movimiento las molestias disminuyen (la articulación se "calienta") aunque estas vuelven a aparecer cuando se prolonga el movimiento y se "carga" de nuevo la articulación.

Vemos ahora las características de las dos formas de artrosis más frecuentes. En la artrosis o desgaste de rodilla el dolor se acentúa al bajar escaleras o iniciar la marcha o al caminar durante mucho tiempo. Los crujidos en la marcha pueden ser audibles y puede haber también un derrame del líquido sinovial. En la artrosis de cadera la persona siente dolor al subir escaleras, ponerse calcetines o cruzar las piernas. En dicha artrosis se siente dolor en la zona de la cadera, siendo contínuo e intenso en la artrosis avanzada.

La intensidad del dolor no siempre es proporcional al grado de lesión. A veces las lesiones vistas a rayos X son muy grandes pero no producen mucho dolor. Más del 40% de las personas que tienen alteraciones visibles a de artrosis a los rayos X no tienen síntomas. Según parece los más deprimidos y ansiosos suelen sentir más dolor.

El dolor puede aumentar con los cambios de tiempo, al aparecer una tormenta o al cambiar la temperatura y la humedad del medio ambiente.

Para muchos autores la obesidad es la causa más frecuente de artrosis. Según un estudio del Dr. Framinghan la obesidad o bien otros factores asociados a ella pueden causar artrosis de rodilla. El exceso de peso sobrecarga las articulaciones, y como el dolor de la articulación hace que la persona se mueva menos aumenta la obesidad, entrando así en un círculo vicioso. Incluso la frustración que con frecuencia vive el obeso o la falta de una aceptación de la imagen corporal y la falta de autoestima, la inseguridad, la necesidad de afecto o la rabia más o menos escondida y no expresada, debida a veces a la burla de otras personas, le lleva a comer en exceso, en un intento vano de tapar la ansiedad así originada. Según Lore Deggeller, médico antropósofo, toda sobrecarga corporal lleva a anquilosamientos (rigideces) en lo físico.

Alimentos no sanos

La alimentación incorrecta es otro de los factores importantes en este proceso. Tanto el hueso como el cartílago y el resto de los elementos de la articulación se encuentran en contínuo proceso de nutrición y regeneración. Tenemos una idea muy falsa de la realidad que acontece en el hueso y la articulación si creemos que son zonas muertas y rígidas. Una mala alimentación con pocas frutas y verduras, y llena de productos refinados, especialmente en hidratos de carbono: (pan, azúcar, dulces) es uno de los factores, a mi juicio, más importante en este proceso. Con mucha frecuencia la persona reconoce que abusa del pan u otros alimentos hidrocarbonados (almidones y azúcares). El exceso de carnes, pescados, fritos, embutidos, derivados lácteos, son factores especialmente importantes también en la artrosis. Se sabe que el exceso de proteínas - carnes , pescados, huevos, derivados de la leche, aunque parezca paradójico este último grupo - favorece la pérdida de calcio por la orina, y ya sabemos que este mineral es fundamental para el buen mantenimiento de nuestro sistema óseo.

La gran cantidad de alimentos refinados y no adecuados producen un acumulo de sustancias acidificantes que desde el punto higienista se reconoce que actúan movilizando las sales de calcio que hay depositados en los huesos. Estas sales de calcio son utilizadas en la neutralización de ciertos productos ácidos y tóxicos originados con la alimentación incorrecta. El calcio es como un "tapón" que neutraliza los tóxicos.

Por el contrario una alimentación rica en frutas y verduras, frutos secos, cereales integrales,... y otros alimentos sanos facilitan la regeneración de los huesos y articulaciones. En mis padres (aitas) tengo la experiencia para contarlo. Un dolor de artrosis mejora mucho con una temporada de alimentación básicamente de frutas y verduras. Mi propio padre, operado de artrosis de cadera hace más de 20 años, cuando yo estudiaba medicina, sabe que cuando le duele un poco la articulación un par de días de ayuno o una dieta de frutas es suficiente para que el dolor desaparezca. Antes necesitaba muchos y continuos medicamentos para aliviar el dolor, que por otro lado cómo es bien conocido, le fastidiaban el estómago.

El ayuno

El ayuno, vigilado por un especialista, es quizás el más grande "remedio" ante esta enfermedad. No obstante hay que tener en cuenta que en una artrosis muy avanzada el dolor incluso puede aumentar temporalmente durante el ayuno, a riesgo de mal interpretar los signos del cuerpo. Para recuperarse de una enfermedad crónica a veces no hay más remedio que pasar por una fase de agudización de los síntomas. Con frecuencia es necesario más de un ayuno para un alivio de los síntomas o una aceptable recuperación siempre que la articulación no esté totalmente destruida, y hace falta mucha paciencia en este proceso.

En dicho proceso es necesario ir abandonado los medicamentos, es imprescindible una paz terapéutica. El ayuno no es una terapia, los animales y los niños lo hacen por instinto, dejan de comer ante una enfermedad. El ayuno no cura, es el cuerpo vivo el que se regenera durante este proceso porque sólo él tiene poder de curación y este poder es parte del poder curativo y regenerativo de toda la naturaleza.

El ayuno o la alimentación en forma de ensaladas o frutas crudas durante una temporada son dos excelentes maneras de despertar la capacidad de autocuración que tiene el organismo vivo. Es una manera de equilibrar el exceso de comida de otros momentos. Hay un tiempo para cada cosa, tiempo para comer y tiempo para ayunar. La época de la cuaresma en la tradición cristiana (al menos antiguamente) era una época de purificación por el ayuno, pero que además coincide con la época en la que la tierra está más desnuda , los brotes esperan el comienzo de la primavera y la luz y el calor del sol. Esta era una época "inevitable" de ayuno o de una comida frugal o escasa, cuando no había frigoríficos, congeladores, conservantes; ni coches ni aviones para transportar la comida de las zonas más cálidas a las frías. La reservas de los alimentos almacenados en invierno casi se habían agotado y la tierra no había comenzado a dar los frutos de la nueva temporada.

Los traumatismos

Volviendo a la artrosis, los microtraumatismos (traumatismos muy pequeños pero continuos) favorecen la aparición o progresión de la artrosis o desgaste articular. Los futbolistas y los bailarines tienen un mayor riesgo de artrosis en los miembros inferiores, y los mineros y trabajadores con martillos neumáticos de artrosis de codo. Los daños en los ligamentos y las sobrecargas crónicas ocasionadas por los deportes de competición (fútbol, esquí, rugby,...) y los problemas de meniscos,... son factores que ocasionan o favorecen la aparición de artrosis.

Las sobrecargas ocasionadas por tensiones musculares crónicas causan problemas de artrosis en las diferentes articulaciones, como hemos visto al principio. Los elementos que toman parte de la articulación están afectados. La artrosis de cadera cuando no es síntoma de una enfermedad más amplia del organismo, según Federico Navarro, psiquiatra de la línea reichiana (Wilhem Reich), "es debida a una contracción crónica de los músculos de las caderas, cuya finalidad es impedir, inconscientemente la apertura de las piernas. La artrosis de cadera es, por ese hecho, expresión de la prohibición sexual y del autocastigo con respecto al deseo- o por haber transgredido esa prohibición". En este "cierre" toman especial parte los músculos internos de los muslos o aductores (aproximadores), y otros que van de la cadera a la tibia (isquiotibiales) que ocasionan con mucha frecuencia una posición de las piernas en X, con la rodillas juntas y los pies separados. Esta postura afecta también a las rodillas.

El Dr. Tallaferro escribe: "En los procesos reumáticos llamados "psicógenos", es decir los provocados por situaciones y factores de conflicto (según 450 casos estudiados por Boland y 40 por Weiss) se encuentra que los enfermos presentan importantes conflictos emocionales. Este conflicto produce como expresión somática (corporal) una estado de tensión que se refleja en el sistema muscular". Elliot apoya el punto de vista que sostiene que la contracción muscular puede ser la fuente del dolor en los procesos llamados "reumáticos". En los casos avanzados la tensión muscular llega a dar signos radiológicos" (se ven en las placas de Rayos X).

Al aparecer el síntoma del dolor la persona afectada aumenta más o menos conscientemente las contracciones musculares en un intento de inmovilizar la zona, para que disminuya el dolor. De esta manera se agrava aún más el problema.

Según Weiss y English, citado por el Dr. Passebecq, higienista francés, en su libro "Reumatismos y artritis", recomiendan utilizar un "soporte interior", en vez de prescribir unas muletas o soportes abdominales en las personas afectadas de problemas reumáticos.. Este soporte emocional y mental o interior le posibilita no tener que acudir a "soportes externos" que no conseguirán más que aumentar su estado de invalidez.

Otras causas de artrosis

Una articulación puede verse afectada de sufrir artrosis cuando trabaja de forma incorrecta o sufre vibraciones. Causas comunes de artrosis son las malas posturas en el trabajo , al estar sentados , al caminar o al dormir. Malas posturas que vamos aprendiendo desde la niñez: cuando nos invitan-incitan a caminar antes de tiempo en un intento de competir con el niño de la vecina, cuando colocan a la niña o al niño tumbados boca abajo - esta posición está desaconsejada en la actualidad por relacionarse con un aumento de casos de muerte súbita en niños pequeños - ; debido también a la posición incorrecta cuando se pasan un montón de horas sentados en clase en unas sillas cuadradas. Ya en el año 1947 ( hace 40 años) Wilhem Reich , en su libro "Eter, Dios y Diablo" escribía: "¿ Por qué los niños son maltratados ?, ¿Por qué los envuelven de tal manera que no pueden moverse?, ¿ Por qué se acuesta a los lactantes sobre el vientre imponiéndoles grandes esfuerzos para levantar la cabeza de la almohada?, ¿ De donde viene ese odio universal al niño?. Hoy en día, tras cuarenta años se desaconseja poner al niño boca abajo en la cama porque aumenta la incidencia de muerte súbita.

Se sabe por otro lado que los orientales padecen menos artrosis de cadera que los occidentales y ello se atribuye a su postura para sentarse (Libro citado de la Sociedad Española de Reumatología). Los orientales, como ya sabemos, tienen la costumbre de sentarse cruzando las rodillas en el suelo o un cojín, y no tienen que aguantar muchas horas en asientos duros y cuadrados. Pero quizás occidente es la zona de lo cuadrado : las casas, la televisión, el microondas, el ordenador, los armarios y las sillas,... la cabeza cuadrada,.. etc.

La artrosis de rodilla está producida muchas más veces de lo que nos creemos por una estática defectuosa causada por piernas en ( ) o en X. Estas posiciones sobrecargan la zona interna o externa de la articulación de la rodilla respectivamente.

Si además al niño le reprimimos en su verdadero desarrollo evolutivo, tiene muy poco contacto con sus padres y le impedimos expresar su agresividad o rabia consecuencia de deseos no cumplidos o frustraciones sufridas, su cuerpo se va defendiendo, "acorazando", bloqueando como hemos dicho al principio en sus músculos voluntarios Estas tensiones a su vez se transmiten a los músculos lisos, internos o involuntarios, de los órganos internos y al sistema nervioso autónomo o vegetativo ( la parte del sistema nervioso que regula el cuerpo, sin control de la mente ), favoreciendo también la aparición de otras enfermedades.

Posiblemente el exceso de hormonas femeninas en la mujer tiene un papel en la artrosis. En experiencias con animales los estrógenos aceleran las lesiones artrósicas (M. Figueroa, del libro de Medicina Interna Farreras-Rozman).

Las fracturas de hueso que no se sueldan de acuerdo a la posición correcta de sus ejes , dan lugar a cargas defectuosas unilaterales produciéndose artrosis. Los huesos que se sueldan sin seguir el eje normal anterior desvían el peso y las fuerzas de movimiento sobre la articulación, dando lugar a una posible artrosis.

La vida sedentaria en la que vivimos la mayoría de las personas es otra de las causas importantes de artrosis. Las articulaciones están para facilitar el movimiento del cuerpo y cuando no se utilizan pierden movilidad, como cualquier otro órgano que se atrofia por la falta de uso. Es así de sencillo.

Eso lo saben muy bien las personas de edad que por cualquier motivo permanecen encamadas durante días o meses. Al intentar levantarse no les responde el cuerpo, las articulaciones están como fijas y tienen poca movilidad. A veces necesitan aprender a andar ya que todo el mecanismo para caminar está "en paro", las articulaciones se han vuelto rígidas, los músculos se han atrofiado (adelgazan mucho ) y el hueso se ha descalcificado (pierde mucho calcio). Si el cuerpo no se mueve, no se articula, la articulación se degenera. Desgraciadamente la obesidad que por ella misma ya es una causa importante de artrosis, como hemos visto antes, impide más aún el movimiento normal del cuerpo y favorece doblemente los trastornos articulares.

Una persona encamada durante bastante tiempo tiene problemas de descalcificación. De la misma manera y en la dirección opuesta, el ejercicio - el caminar es uno de los mejores - favorece que las sales de calcio se depositen en el hueso favoreciendo así la buena salud de éste.

El descanso y el trabajo deben de estar en equilibrio. El exceso de trabajo o de peso igualmente es perjudicial para las articulaciones. Además el agotamiento producido por el exceso de trabajo físico o mental, las preocupaciones mentales o emocionales,..etc da lugar a un mayor acumulo tóxico en el organismo, ya que este tiene poca energía para cumplir los procesos de eliminación y regeneración que se llevan a cabo constantemente en el cuerpo. Estas sustancias pueden ser perjudiciales para el hueso y la articulación. El mismo efecto producen las intoxicaciones producidas por el café, alcohol, tabaco, drogas, drogas-medicamento, conservantes y pesticidas de los alimentos,... El cuerpo pierde sales minerales en el proceso de neutralización de dichas sustancias tóxicas, los huesos se descalcifican. Estas sustancias favorecen los problemas óseos y en concreto la artrosis.

Cualquier factor que favorece el agotamiento o la intoxicación corporal facilita la enfermedad. Igualmente si la persona no utiliza los factores de salud aparecen todo tipo de trastornos. La falta de contacto con la tierra, la naturaleza; la insuficiencia de sol, agua y aire puros favorece en gran manera la falta de energía y la enfermedad, y en el caso que tratamos la artrosis.

El frío es otro factor perjudicial para la artrosis. Hartmut Fischer, médico antropósofo, comenta que el frío es malo para la persona aquejada de artrosis y recomienda en cambio el calor. Dice que las opiniones de la ciencia están divididas pero en la mayoría de los casos las personas con artrosis sienten los cambios de tiempo, las tormentas, las lluvias, la nieve,...y recomienda que " una articulación con artrosis debe estar bien arropada , no sólo la articulación sino también los miembros, y mejor que lo esté toda persona que tiene tendencia a la artrosis". Estamos de acuerdo con él, la persona con artrosis debe evitar en lo posible el frío.

También la humedad fría parece ser perjudicial para la artrosis y de hecho en la zona norte se recomienda hacer curas de clima seco para los enfermos de " desgaste de articulaciones". Para las personas con problemas de artrosis o de reuma en general, se recomienda evitar el frío, el viento frío, la humedad fría o sentarse en suelo frío.

Los tratamientos médicos

Los tratamientos médicos, por doble partida, como sustancias tóxicas que son ( sustancias químicas conseguidas en un laboratorio y sin contacto con lo vivo) y porque eliminan los síntomas mientras la persona sigue viviendo de la misma manera, dan como resultado el avance "a escondidas" del trastorno. Igualmente cuando tratamos o mal-tratamos las crisis agudas favorecemos que los trastornos se cronifiquen. No dejamos que las crisis de unos días de duración ( con y sin medicamentos) cumplan su función de desintoxicación y regeneración.

Los tratamientos médicos para la artrosis son totalmente sintomáticos , alivian temporalmente el dolor pero no curan. La verdadera curación implica algo más que la pura ingestión de pastillas. Con mucha frecuencia los medicamentos antiinflamatorios que se usan en estos casos son muy perjudiciales para el estómago. Pueden producir desde trastornos gástricos leves a graves.

Algunos medicamentos como los corticoides ( derivados de la cortisona) producen una gran descalcificación de los huesos.

Artrosis de columna vertebral

Una forma especial de artrosis es la de la columna vertebral.

La columna vertebral está formada por 7 vértebras cervicales (cuello), 12 vértebras dorsales (uniéndose cada una de ellas a una costilla a cada lado), 5 vértebras lumbares, y el sacro en la base de la columna formado por 5 vértebras soldadas y terminando en el cóccix o extremo final. La medula espinal o prolongación nerviosa del cerebro se encuentra protegida en el centro de la columna, y en el hueco entre dos vértebras salen un nervio a cada lado.

La artrosis de columna vertebral afecta principalmente a las vértebras cervicales y lumbares: Especialmente a las últimas vértebras de estas zonas y a la 1ª sacra (en la base de la columna).

Al igual que en las artrosis de rodilla y cadera, las alteraciones no concuerdan con los síntomas . Hay personas que teniendo muchas alteraciones visibles a los rayos X no tienen síntomas y por el contrario personas con alteraciones leves en las placas y que sufren mucho dolor.

La hernia discal

En una columna sana el disco intervertebral localizado entre dos vértebras une las dos vértebras y además es un excelente amortiguador de la carga y el peso . Los ligamentos que unen las vértebras refuerzan el papel del disco intervertebral. En la artrosis se va degenerando, apareciendo fisuras en el anillo fibroso. A través de estas grietas el núcleo, ahora deshidratado puede moverse hacia atrás, quedar abultado y comprimirlas raíces nerviosas que surgen en el espacio entre dos vértebras. Dando lugar a dolor cervical o lumbar (lumbago) o irradiar a la pierna (ciática). A este proceso cuando el núcleo está muy desplazada se le llama Hernia Discal.

Además se forman salientes del hueso de las vértebras, llamados osteofitos.

La artrosis de columna se ve favorecida por sobrecarga mecánica, tensión o contracción muscular, esfuerzos repetidos, traumatismos o alteraciones de la estática de la columna y malas posturas.

El cuello

Las posturas del cuello manifiestan y transmiten muchos estados de ánimo: la flexión del cuello en la tristeza, timidez, decaimiento, depresión o preocupación, El estiramiento excesivo del cuello nos indica orgullo, defensa ante el mundo, supervivencia para no "caerse", miedo a abandonarse. Su rigidez indica rigidez personal , control excesivo, alerta. No olvidar que el cuello interviene en muchos movimientos: gesticular, afirmar o negar, reír, reñir,...

En un libro clásico de Medicina Interna, el Farreras-Rozman leemos: "En los dolores cervicales crónicos persistentes, más frecuentes en las mujeres, que responden mal a los analgésicos, es muy probable que entre las causas existan otros factores más importantes que la propia artrosis, como los psíquicos, laborales, posturales, musculares o de ligamentos". En el libro de la Sociedad Española de Reumatología leemos también "Actúan en los dolores cervicales los estados de tensión emocional: histeria, ansiedad y a veces la simulación". Estos escritos son un apoyo más a lo que hemos indicado hasta ahora.

Al afectarse y comprimirse una raíz nerviosa cervical se produce dolor que afecta también al brazo y a la mano, produciendo con frecuencia sensaciones de acorchamiento, quemazón, frialdad y hormigueos en las manos y en los dedos de las manos. De hecho cuando existen problemas en las manos hay que descartar los trastornos de las vértebras cervicales.

La postura boca abajo al dormir puede aumentar el dolor en la zona cervical al permanecer el cuello en torsión.

La zona lumbar

La alteración lumbar, en relación a la artrosis de esa zona, da lugar a dolor o lumbago, aunque el lumbago agudo puede darse sin artrosis ni alteración visible de dicha zona. Con frecuencia los músculos de la zona están muy tensos produciéndose la crisis de lumbago , sin aparecer ninguna alteración visible a los rayos X. Cuando decimos " me duelen los riñones" lo que en realidad nos duele, normalmente, es la zona lumbar y si el dolor es fuerte es un lumbago..

La crisis de lumbago aparece con frecuencia tras un movimiento brusco o mal realizado por una persona que tiene tensa y afectada la zona ( por ej. al levantar un peso sin flexionar la rodillas). Afectando a la persona que tiene una tensión acumulada en esa zona, no a la que tiene relajada. Un niño puede hacer un movimiento mucho más brusco y no sufre de lumbago porque aún la zona está "suelta".

En la crisis lumbar hay un dolor intenso y un bloqueo de la columna en posición flexionada que le impide enderezarse y le obliga a mantener cama. El dolor aumenta con el movimiento, la tos, o el estornudo. Otras veces aparece después de permanecer largo tiempo en una mala postura o tras una exposición prolongada al frío.

La mayoría de los lumbagos tienen su origen en el disco intervertebral.

La columna vertebral es el órgano de la verticalidad. Por el proceso evolutivo y el paso de andar "a cuatro patas" a caminar sobre los dos pies, el ser humano puede caminar de forma erecta teniendo la mano libre para manipular ( en el sentido original de la palabra), pero esto lleva consigo que la columna lumbar ha de soportar más peso. Si además llevamos un peso encima, aumenta el esfuerzo que tiene que realizar los músculos lumbares y que es soportado por la columna de dicha zona. El lumbago aparece a veces por una mala postura al dormir, y las posturas más cómodas para descansar son las de lado , en postura fetal o la de boca arriba con las pierna un poco flexionadas y colocando una almohada o cojín bajo las rodillas.

Según Passebecq cuando alguien permanece de pie, erguida , sin ninguna carga, el último disco intervertebral (situado entre la 5ª vértebra lumbar y la 1ª sacra, soporta el peso del cuerpo que descansa sobre él, es decir en torno a las dos terceras partes de su peso total. Cuando se inclina hacia delante o más aún al llevar o levantar una carga pesada, la columna vertebral tiene que hacer un sobresfuerzo que afecta a la persona sensible en dicha zona.

La situación de la mujer embarazada es propensa a tener molestias lumbares por el desplazamiento del peso y con ello del centro de gravedad hacia delante. Es recomendable que la mujer embarazada haga ejercicios de estiramientos de los músculos lumbares.

Las alteraciones de columna pueden darse en los niños pequeños , consecuencia muchas veces, de su relación con los padres y el entorno. Puede manifestar con frecuencia los problemas de relación con su entorno más cercano ( ver al principio del escrito). Otras veces está en íntima relación con las malas posturas en la escuela, las pesadas maletas que portan o la imposibilidad del libre juego en la naturaleza , consecuencia de nuestro hacinamiento en las grandes ciudades.

La zona lumbar alterada es consecuencia en gran parte del bloqueo de la pelvis que como hemos visto tiene que ver con la represión de la vivencia sexual sana; de la contracción abdominal ya que los músculos del abdomen tensos "tiran" como las bridas de un caballo de la columna lumbar aumentando la curvatura en la zona lumbar y emparentado con esto último el bloqueo del diafragma o músculo más importante de la respiración (que separa el pecho del abdomen en forma de cúpula o paraguas) que también tira de la columna lumbar arqueándola aún más. Esta estructuras están en el origen del arqueo lumbar o lordosis.

Con frecuencia se incita al niño a andar demasiado pronto para su edad y lo que es más curioso a veces es el mismo niño el que intenta ponerse de pie cuanto antes. Esta actitud, cuando es muy precoz, puede estar indicando que el niño no se relaciona con sus padres desde su altura, estos no se sientan ni se tumban, revuelcan o se ponen de cuclillas o de rodillas para encontrarse a la misma altura que su niño. Inevitablemente esta falta de relación a la misma altura del niño provoca que éste haga por erguirse cuanto antes en un intento de situarse a la altura que sus padres. Esto favorece la aparición de trastornos en la columna así como trastornos en la motricidad del niño, sobre todo cuando no ha gateado lo suficiente. Debemos favorecer que los niños gateen porque es una buena manera de prevenir futuros problemas de columna

El dolor de lumbago se puede extender o irradiar hacia las piernas y los pies por irritación del nervio ciático que surge de la zona lumbar bajando hacia las piernas y los pies, esta afección se conoce como ciática. La ciática puede decirse que es una complicación del lumbago. En la mayoría de los casos de ciática hubo un cuadro previo de lumbago. Normalmente afecta a una de las dos piernas. El dolor, especialmente agudo al extender o estirar la pierna, se acompaña de trastornos de la sensibilidad como el hormigueo o el acorchamiento de la zona.

Según la Sociedad Española de Reumatología: " En un lumbago benigno las radiografías ayudan muy poco al diagnóstico, ya que en el 90% de los casos no muestran la causa que la produjo". Cuando hay un estrechamiento del espacio que separa dos vértebras y que puede verse en las radiografías se habla de "pinzamiento". Este es consecuencia del envejecimiento del disco intervertebral. En el pinzamiento se pueden comprimir las raíces nerviosas que surgen de la médula espinal, por los agujeros existentes entre dos vértebras.

La práctica de deporte puede contribuir a disminuir la frecuencia de aparición del lumbago. Por el contrario la influencia del frío y la humedad, favorecen el empeoramiento de los síntomas de la enfermedad. En general de cualquier enfermedad reumática.

Cuando una persona afectada por problemas de columna lleva un collarín en el cuello o un corsé en la zona lumbar durante mucho tiempo , estos "instrumentos" impiden realizar movimientos o ejercicios suaves y se pierde así movilidad en esa zona y se atrofian los músculos correspondientes. Por ello no los aconsejamos, especialmente a largo plazo. Además si el corsé oprime la zona del vientre impide la buena y profunda respiración abdominal . Muy importante y vital para la salud física y energética, siendo incluso esencial para mantener un buen equilibrio mental y emocional.

Para los orientales la base de la energía vital y del despertar espiritual en el organismo se encuentra en la base de la columna vertebral (kundalini). Con los diferentes ejercicios corporales, de respiración y meditación , el adepto al conocimiento y la búsqueda espiritual intenta elevar dicha energía a lo largo de la columna vertebral, despertando diferentes centros energéticos (chakras) situadas a todo su largo.

En la meditación oriental es importante la postura y en ella es primordial mantener la columna vertebral recta para que la energía fluya por ella . La energía verdaderamente fluye mejor por una columna recta y flexible. No olvidemos que los principales centros nerviosos del sistema vegetativo o autónomo , sistema que regula internamente las funciones corporales, se encuentran a lo largo de la columna.

Cuando la columna de un edificio se tambalea el edificio corre peligro, lo mismo pasa con nuestra columna, la columna vertebral. Gracias a que está "vertebrada" mantiene la movilidad y flexibilidad que no tiene ninguna otra columna. Para que la columna del niño se desarrolle en buenas condiciones necesita el "apoyo " en principio de su madre y luego de su padre, que el niño pequeño duerma apoyando la columna sobre el colchón, de espaldas y posteriormente le facilitamos el gatear , época donde la columna se desarrolla especialmente junto con el movimiento del cuerpo.

Cuidados higienistas

Recomendamos los siguientes cuidados en la artrosis.

Alimentación sana: Para evitar la aparición de la artrosis o mejorar su estado es necesario llevar una vida sana con una buena alimentación y con los menos tóxicos posibles para favorecer una correcta nutrición del organismo y del cartílago de los elementos de la articulación en particular. El cartílago será así más elástico y resistente y aunque existan otros factores: obesidad, rigidez muscular, mala posición y mal uso o desuso de la articulación ,...será más difícil que degenere y enferme.

La persona afectada deberá llevar una alimentación a base de frutas y verduras. Es imprescindible que la persona con artrosis elimine de su dieta los alimentos refinados e industrializados por ser desvitalizantes, desmineralizantes y descalcificantes: pan blanco, azúcar, conservas, embutidos,... reduciendo mucho la cantidad de derivados lácteos (yogur, queso, cuajada).

Hay que eliminar el alcohol, el café, tabaco, drogas, drogas-medicamento,...ya que todas estas sustancias muy tóxicas favorecen la descalcificación de los huesos y posterior degeneración y malformación de huesos y articulaciones.

Es imprescindible corregir la obesidad cuando está presente, la sobrecarga producida daña directamente las articulaciones . ¿Os imagináis llevando una mochila cargada con 10 o 20 kilos durante toda vuestra vida?, pues mucha gente lo hace y eso de verdad agota al más fuerte.

Ayuno : El ayuno, controlado por un experto higienista , es quizás el más grande de los remedios para la artrosis o las crisis de lumbago-ciática. El ayuno posibilita la desintoxicación corporal y la renovación de los tejidos de la articulación. Hay que tener en cuenta que según el grado más o menos avanzado de la afección puede ser necesario un ayuno largo o incluso más de uno para una buena recuperación.

Dieta de crudos : Todas aquellas personas que no quieren ayunar o en las que no se aconseja el ayuno total, pueden hacer una dieta a frutas o ensaladas durante unos días para favorecer la mejora de la articulación. Tanto en el ayuno como en la dieta a frutas o ensaladas pueden aumentar temporalmente los síntomas del trastorno, esto lo debemos tener en cuenta ya que si no corremos el peligro de creer erróneamente que es un empeoramiento. Muchas enfermedades crónicas tienen que pasar por una agudización temporal (normalmente unas horas o unos pocos días) de sus síntomas para lograr una verdadera mejoría o curación. No es un empeoramiento sino un proceso de crisis curativa, pero hay que saber entenderlo. Por ello al menos la primera vez en ayunos cortos y siempre que un ayuno sea largo recomendamos la guía de un experto higienista.

Relajación, estiramientos y técnicas corporales: Es necesario que el artrósico aprenda a relajar los músculos tensos, especialmente de las zonas afectadas, y en general el cuerpo y la mente. Cuando se relaja la mente disminuyen o casi desaparecen las tensiones corporales. Es bueno aprender a liberar las tensiones psico-corporales y necesario el expresar las emociones, preocupaciones, miedos,...que de otra manera nos atan en mente y cuerpo.

Es primordial trabajar la consciencia corporal y la autoobservación para descubrir las zonas tensas de nuestro cuerpo y su relación con los momentos mentales y emocionales. Las técnicas de estiramientos musculares ayudan mucho a que los músculos contraídos vuelvan a recuperar una forma más correcta y con un tono normal. Otros métodos nuevos pero muy eficaces de trabajo corporal: yoga, método Mézières, método Alexander, reposturación global, eutonía, antigimnasia,... son muy aconsejables en la recuperación de la artrosis y de los problemas de columna. Muchas veces es más importante la persona que dirige la técnica que la técnica en sí misma.

La personas afectadas de artrosis de rodilla o cadera harán bien en balancear las piernas al menos durante media hora al día, dejándolas a peso muerto sentándose en una mesa. La bicicleta estática sin freno, totalmente ligera en su movimiento y bien engrasada, puede ser de mucha ayuda para mantener "en forma" la articulación. Sólo el movimiento, sin hacer fuerza sobre la rodilla. Es Aconsejamos estirar el máximo de músculos posibles, no solamente los de la zona dolorida. De poco nos sirve actuar sólo sobre la zona afectada ya que toda la musculatura del cuerpo actúa como una unidad, como lo descubrió Mézières, que trabajó especialmente sobre las cadenas musculares de la espalda. Una tensión en una zona repercute también sobre otros músculos del cuerpo. Para eliminar el bloqueo energético y muscular del cuerpo podemos realizar técnicas energéticas o psicocorporales (bioenergética, técnicas reichianas), meditación, expresión corporal, danza,...favoreciendo así un mejor "saber- estar".

Apoyo psicológico: La persona con artrosis necesita una apoyo psicológico que le facilite la expresión y conscienciación de los problemas psico-emocionales que literalmente atan su cuerpo, necesita ser escuchado y comprendido. Precisa que le ayuden a liberar la "camisa de fuerza" mental-energético-corporal que atenaza y agarrota ciertas zonas de su cuerpo. Tras sus síntomas físicos se escuenden con frecuencia los miedos, angustias, rabias reprimidas y no expresadas, que impide la soltura corporal. El niño nace suelto, las personas más sanas mentalmente están más sueltas corporalmente. Las personas con graves problemas psicológicos tienen el cuerpo sin vida, rígido, con poca expresión y con la coraza puesta.

El contacto con la Naturaleza: La persona con artrosis necesita el contacto con la naturaleza, andar descalzo en contacto con la tierra( hierba, arena de la playa), con los pies libres y "tocando tierra".

Caminar y hacer ejercicio : Es mejor que la persona con artrosis haga varios paseos cortos que uno largo, para no forzar la articulación. Son útiles los ejercicios de movilización de la articulación pero sin fuerza. Tras esos ejercicios el dolor puede durar un poco. Algunos autores aconsejan el ejercicio siempre que no aumente el dolor más que moderadamente y no más de una hora de tiempo al descansar.

La movilidad de la articulación ayuda a mantener el tono muscular. En las artrosis avanzadas puede ser necesaria la ayuda de una persona para movilizar la zona afectada. Es imprescindible evitar la inmovilidad prolongada, sobre todo en las personas de más edad por el riesgo a que la articulación llegue a anquilosarse. Aunque a veces puede ser necesario un bastón para no sobrecargar la articulación afectada.

Además se sabe que el ejercicio favorece la calcificación y con ello el fortalecimiento de los huesos y de la articulación.

El calor local : Es necesario mantener en calor la parte afectada por el desgaste de la articulación o artrosis y en general todo el cuerpo del artrósico, especialmente en el invierno. Haltmut Fischer, recomienda guantes de lana y calcetines de lana . A veces, siguiendo con este autor, "durante la quietud nocturna del sueño se produce un descenso de la temperatura que se hace notar a la mañana siguiente como una "insinuación" de dolor" y por ello recomienda mucho la ropa de lana para los enfermos artrósicos.

Uno de los grandes y antiguos remedios para el dolor articular en la artrosis es la arena fina de playa caliente, para los que no tienen playa a su alcance pueden utilizar arena fina de río, de construcción o incluso sal caliente. Podemos introducir la arena o la sal en unos sacos de lino, algodón o esparto y calentarla introduciéndola en el horno durante unos minutos(¡ No en el microondas!). El horno de las antiguas cocinas es el ideal. A continuación cuando este caliente la aplicamos sobre la articulación afectada. Siempre que hablemos de la aplicación de calor hay que tener en cuenta que estamos hablando de desgaste o artrosis y no de inflamación aguda o artritis. Durante la inflamación aguda no está indicado el calor, como veremos cuando hablemos de la artritis. En este caso, unos paños de agua húmeda a temperatura ambiente alivian y mejoran un poco la parte donde hay inflamación con todos sus signos de calor, color rojo, zona abultada y con dolor.

Una buena idea que aporta Fischer es la de calentar arena aproximadamente a 50 grados, para "jugar" con ella con las manos y los pies . Los dolores disminuyen y la articulación mejora.

Durante la crisis se necesita reposo y calor local. Por favor no utilizar la manta eléctrica . Toda corriente eléctrica forma a su alrededor una campo magnético que no es aconsejable para nadie. La bolsa de agua caliente es mucho mejor y para el artrósico puede ser como el osito de peluche para los niños pequeños. Uno de los mejores acompañantes del frío invierno.

La ducha de agua bien caliente , enfocando el chorro durante un rato sobre la zona afectada (rodilla, cadera, cuello, zona lumbar) puede aliviar la crisis de dolor agudo . Igual de aconsejable puede ser una baño de agua caliente. Eso sí, hay que secarse muy bien después para no enfriarse.

La persona que padece de artrosis debe evitar también la humedad.

El arte: Las diferentes formas de expresión artística o artesanal pueden ser útiles en general para todas las personas por ser una forma de expresión. Cada persona puede elegir una actividad que le guste y le ayude a expresarse (ex-presar o sacar a fuera algo que está preso): pintura, cerámica, artesanía,...

La cama : Aconsejamos que la cama no sea muy blanda y si es posible de material natural(lana, algodón, latex). Durante el invierno, para mantener mucho mejor el calor podemos cubrir el colchón con una cubierta de lana que se pueda cambiar con facilidad. No olvidar que en la artrosis no va nada bien el frío. Unas vacaciones de invierno en una zona cálida puede hacer mucho bien a las personas que tienen "desgaste".

Apoyamos el colchón sobre una base un poco dura. Utilizamos una pequeña y blanda almohada.

Masaje, quiropraxia y osteopatía: Cualquiera de estas tres técnicas pueden ser de ayuda . Para las dos últimas no nos que da más remedio que acudir a un especialista ya que se trabajan con manipulaciones musculares, óseas y vertebrales mucho más delicadas. Un buen profesional de estas técnicas nos puede ayudar en el proceso , pero sin olvidar que la verdadera curación depende de lo que hagamos nosotros.

Para masajear la zona dolorida podemos ir donde un especialista que nos ayude a relajar los músculos de la zona afectada que siempre estarán más contraídos que lo normal. Si no , podemos masajearnos nosotros mismos, según la zona afectada, o si tenemos la suerte de tener alguien cercano o cercana dispuesto a ello mejor aún. A veces la intención y el cariño puesto en el masaje puede hacer milagros, no olvidemos que el tocar es curativo, el contacto con la mano de otra persona, con buenas intenciones, con cariño, puede ser una buena ayuda, incluso en fase de crisis. Las manos pueden curar y eso lo saben muy bien los niños cuando ante una enfermedad o un golpe les toca la mano suave, cariñosa y protectora de la madre.

Corregir posturas incorrectas: Es necesario que la persona vaya adquiriendo consciencia de su cuerpo y de las posturas correctas que le ayuden física y psíquicamente a mejorar. Es un verdadero trabajo de reeducación para que el niño desde sus primeros movimientos tenga un movimiento suelto y en la escuela sepa mantenerse de la mejor manera posible en esas mesas y sillas tan cuadradas y tan poco adecuadas para mantener una buena posición. Los trabajos de psicomotricidad con niños pequeños pueden ser de gran ayuda para prevenir o mejorar posibles trastornos.

La postura y la costumbre de sentarse con frecuencia en el suelo o mantenerse en cuclillas , como lo hacen los orientales, aunque sea apoyando la espalda en la pared o cogiéndose a una barra con las manos, nos ayudaría a mejorar la salud de nuestras extremidades inferiores.

Es aconsejable mantener la columna recta pero con soltura, sin rigidez. Muchas veces la columna más o menos torcida o las articulaciones afectadas o incluso deformadas nos indican el carácter de la persona: le pesa la vida, está como dividido, sin eje , no quiere manifestar los sentimientos, reprime la rabia, se coge las cosas a pecho, no se deja llorar porque cree que así manifiesta su debilidad, a gusto le daría un puñetazo a alguien pero cierra los puños para aguantarse, tiene miedo a la vida y se agarra al suelo poniendo los dedos de los pies en garra, la inseguridad en el futuro hace que los pies no toquen tierra y son débiles, la represión sexual y la sensación de pecado en esta vivencia de la relación humana le bloquea la pelvis, pudiendo afectar a la cadera y a las rodillas. En este caso la persona necesita apoyo para vivir más sanamente. Las posturas incorrectas del cuerpo se corrigen con frecuencia al "corregir" los problemas psicológicos y emocionales y el primer paso para ello es darse cuenta de la situación en la que vivimos, ya que a veces ni tan siquiera nos percibimos que estamos mal.

Un truco muy bueno para evitar problemas de cansancio, pesadez de las piernas y problemas de columna cuando estamos de pie es el de colocar un pequeño taburete de la altura de un par de listines de teléfonos y alternar el apoyo primero con un pie en el suelo y otro sobre el taburete, después de un rato alternamos. Quizás sin darnos cuenta lo hayamos hecho muchas veces en la barra de un bar, apoyando alternativamente primero un pie y luego el otro sobre ese pequeño escalón en el suelo, donde comienza la pared de la barra. En muchos bares modernos han eliminado ese instrumento de descanso para los pies y la persona está un tiempo de pie mientras su cuerpo aguante la tasa de alcohol tolerada . Quizás un borrachín un día de inspiración etílica tuvo la lucidez de inventar ese "apoya -pies" para descansar mientras ejercitaba sus brazos y manos con la botella.

El apoyo alterno de los pies sobre una pequeña altura es recomendable para todas las personas que por su profesión pasan muchas horas de pie en el mismo lugar.

La respiración profunda y libre ayuda también y en gran manera a mantener una buena postura corporal, especialmente de la columna. Al contrario la columna torcida y caída , del deprimido por ejemplo, obliga a respirar menos al comprimir las bases pulmonares. Si en estas condiciones el deprimido respira más la columna adquiere una posición más erecta, pero el problema está en que el deprimido no quiere respirar, no quiere vivir.

En algunos países existen" escuelas de dolor lumbar" para la prevención del lumbago común (lumbalgia), donde se analizan las tareas laborales, se corrigen posturas, se evitan traumatismos de origen laboral. ¿Para cuando en nuestro país?

El calzado: Mucho se conoce sobre los efectos perjudiciales del calzado sobre la estática corporal y en especial sobre la columna. Los típicos zapatos de tacón alto que desestabilizan al cuerpo y quizás algo más, son un peligro para las piernas y la columna.

Es necesario utilizar un zapato bajo, amplio, especialmente en la punta y abierto en verano. Lo mejor para el tiempo de calor son las sandalias. Y de vez en cuando debemos disfrutar de pisar con los pies descalzos la hierba y la arena de la playa.

Uno de los peores hábitos adquiridos, especialmente en los últimos años es el hecho de encerrar y comprimir los  delicados pies de los niños pequeños en esas botas duras y que impiden andar con soltura Los niños de nuestro tiempo más parecen patos caminando con esas botas duras y rígidas, que le fijan la articulación de la rodilla y además son dos números más grandes que lo que le corresponde a sus sensibles pies, para que les valgan un poco más de tiempo. Antiguamente en los presidios a los presos les ponían una cadenas, argollas o una bola pesada en su tobillo; hoy les ponemos unas botas de siete leguas y el peso correspondiente a los pies de nuestros hijos. ¿ Será para que no puedan volar fuera del nido? .

Salud para vivir. ¡ Qué viváis en salud!

Dr. Karmelo Bizkarra.

Colaboración CL Gonzalo Retamal Moya

Volver a Indice de Salud