Mensaje al Mundo por la Paz                  11/Set./2001

Humanidad: Yo sé que te sientes muy distante de la paz,  de la armonía, de la fraternidad, y tienes razón porque es tan diferente en cada  hombre el concepto sobre Dios, sobre la vida, y sobre la verdad, que tal parece que hay muchos dioses o que existe un dios para cada hombre.

Mucho te has  acostumbrado ante la maldad existente, que ya no te detienes a meditar en las  causas que la originan. El mundo se agita en medio de una tempestad y  ha perdido el rumbo.

La niñez ya conoce la amargura y pronto endurece su corazón, los adultos son atraídos por  los rencores ambiciones, y odios,también los adolescentes y a todos les ha llegado el veneno acumulado a través de los tiempos.

Se atenta contra la vida, existe soledad en el espíritu y tristeza en el corazón, hay luto y lágrimas, pobreza material y espiritual ¡El mal se ha multiplicado, ofuscando la mente y el corazón!

La humanidad sufre  estas consecuencias, porque a través de los tiempos ha desoído la voz de la  conciencia alterando la Ley, en su forma de pensar, actuar, y vivir.

La tristeza de  esta humanidad, se ha convertido en un clamor que ha llegado a la altura de los cielos. ¿Cuándo habrá verdadera comprensión y amor entre los seres de este planeta, cuándo podremos vivir en verdadera armonía,cuándo habrá justicia en los jueces, magnanimidad en los gobernantes, cariño y amor a la creación?

Yo le digo a la humanidad: Cuando el orden de su vida cambie, y sepan mirar fuera de ustedes mismos cuando desparezca la soberbia, el orgullo, la vanidad, cuando el odio no sea tomado como verdad.

Yo solo te pido humanidad, que reconsideres muchos actos y pensamientos de vuestra vida.

Para que la oración, sea efectiva, tiene que estar acompañada de la regeneración y de buenas obras, no basta con pensar. Todas las horas y  todos los sitios son propicios para orar.

Es necesario que  la fuerza de la oración, supere el estruendo de las armas y de la maldad.

Comprendamos que todos sin excepción somos responsables de este caos y no quiero volver a repetir  las frases de aquel tiempo: ¡el que esté libre de pecado que arroje la primera piedra!, en otras palabras

Quien no  es causante de la guerra, es responsable de la paz.

Como único camino, no esperen otra solución pueblos y naciones del mundo.

Porque la  verdadera paz no se logra con mandatos, ni decretos, con odio, atentandos, sembrando terror, dolor, pérdida, el orden mundial debe cambiar, ya está cambiado, mañana nos despertaremos diferentes?, tanto dolor era necesario para reflexionar, cuántos más deben morir, cuántos más deben llorar, cuántos más debemos elevar nuestros gritos de súplica, rogando reflexión, bregando por el sentido común, por la paz ...??

(Nunca creí que un día  iba a despertar, y necesitar enviar, este mensaje, que estaba guardado en mis  archivos, pero con lágrimas de dolor y estupor lo saco a la luz, lo comparto, mi alma no está quieta, se agita ante tanto sufrimiento, somos testigos impávidos de la degradación del hombre)

OREMOS POR UN MUNDO  MEJOR , OREMOS POR LO NIÑOS Y POR TODOS LOS SERES
VIVOS "PARA  QUE LA LUZ Y EL AMOR SEAN EL CAMINO ".

                                                                                                                                                              AUTOR   DESCONOCIDO