¡León!...

¡León!...


Eres poder, nobleza y fuerza,
y Rey de los animales en la selva,
eres Blasón de hombres bondadosos
que con ilusión te siguen en la tierra.

¡León...!
Eres creador del mutuo entendimiento
y propagador del amor y la esperanza,
ayudando al prójimo necesitado
e inyectando al débil fortaleza.

¡León...!
Consuelas al atribulado
y al ciego le das luz en sus tinieblas,
socorres al menesteroso
y quitas a otros hombres la miseria.

¡León...!
A veces tus rugidos son desoídos
por hombre que desconocen tu sosiego,
y otras veces son reproducidos
por seres que necesitan tun consuelo.

¡León...!
Tus melenas son como banderas
que hondean en un mástil de deseo,
cuando vas caminando por el mundo
y a tantos, con hambre socorriendo.

¡León...!
Ruge fuerte y que te oigan
no permitas que tu nombre se ensombrezca,
y sigue protegiendo con tu apoyo
a necesitados de amor y de esperanza.

¡León...!
Tu amor a los hombres es grandeza.
Grandeza de miras de futuro y esperanza,
Melvin Jones fue tu Fundador...
y Helen Keller... la Ninfa de tu alma. 

Antonio Ortega Serrano