SECCION LIBROS LEONISTICOS

HISTORIA DEL LEONISMO

ARGENTINO

León PDG Dr. Tito L. Rocchetti

----------------------------- CONTENIDO -----------------------------

. Prólogo

1. Introducción

2. Nace el Leonismo Argentino

3. Evolución 1955 al 2005

- El conflicto "Malvinas"

- El impacto de la globalización

4. Contribuciones de nuestro Movimiento

- Las Obras de servicio

- Aportes a la conducción superior

- Los Foros Latinoamericanos de Leonismo

5. Las Convenciones Nacionales

6. Episodios de estos eventos

7. La conducción leonística

8. El Círculo de ex Gobernadores

9. Evolución institucional y funcional

10. Ajustes normativos

11. El sistema comunicacional

- La Revista Leonismo Argentino

- La Revista Lions en español

- La página Web del Distrito Múltiple “O”

12. La obtención de la personería jurídica

13. La adquisición de la sede del Múltiple “O”

14. Consideraciones finales

ANEXO

A. - Evolución jurisdiccional de los Distritos

- Mapas con la jurisdicción de los Distritos

- Superficie y población

B. - Otras gráficas e informaciones

- Esquema básico de estructura del Consejo de Distrito

- La Gobernación dentro del esquema de la Asociación Internacional de Clubes de Leones
- Estructura de un Gabinete de Distrito
- Hechos relevantes de nuestra Asociación Internacional

C - Nómina de Gobernadores de Distrito

PROLOGO

Nuestro PDG León Dr. Tito L. Rocchetti nos entrega nuevamente una obra dedicada al Leonismo nacida de su inspiración, experiencia y amplios conocimientos. Ha volcado en esta Historia una excelente síntesis de los aspectos más importantes y fundamentales que todo León debe saber y es la recopilación de cientos de trabajos, que con gran calidad y poder de extracto, el autor ha sabido volcar en la obra como solo aquellos con talento pedagógico y docente pueden hacerlo.

Debemos agradecer al León Rocchetti su preocupación, permanente, por transmitir sus amplios conocimientos Leonísticos y hacerlo tan generosa y sencilla, pero clara y profundamente como lo hace aquí. Cubre esta Historia una necesidad en las bibliotecas Leonísticas de nuestro idioma, por ello considero que será un éxito su aceptación y la gran solicitud que se tendrá de este trabajo. Es verdad que existen otros trabajos, artículos diversos, publicaciones varias, pero no teníamos una obra que calase tan profundamente como ésta en todos los aspectos tan amplios de la Historia.

Esta obra del León Tito viene a llenar tanto un espacio para Leones que se inician y deseen aprender e informarse, como para aquellos con mucha experiencia que deben consultar para realizar un trabajo. Digamos que cubre todo el abanico de necesidades y allí  ha estado el ánimo del autor para realizar el trabajo.

Las nuevas generaciones de Leones que no han tenido la oportunidad de escuchar al León Rocchetti, de vivir en forma directa la experiencia de sus enseñanzas y conocimientos, tienen hoy, a partir de esta Historia, la gran oportunidad de tener en sus manos, para la consulta y el repaso permanente, una obra, que enriquecerá los conocimientos del Leonismo, dará oportunidad a una mayor motivación que es consecuencia del plus aprecio al movimiento. El León Rocchetti, que fuera dos veces Gobernador del Distrito 0-2, caso bastante singular en el Leonismo Internacional, ratifica en las líneas del libro su lema: “Identificación Leonística, organización y servicio”; porque es el conocimiento histórico la mejor fuente para una auténtica identificación y a partir de allí es como logramos organización para producir servicio.

Es nuestra Historia, es nuestra realidad, y también de aquellas cosas que debemos Compartir.

Finalmente, gracias al Amigo, colega, PDG Rocchetti por haberme honrado y distinguido al invitarme a prologar un trabajo, siempre brillante, necesario, oportuno e instructivo, como éste.

Sincera y Leonísticamente.

Rodolfo A. Marinelli (“Tití”)

Pasado Director Internacional

DESARROLLO

1. Introducción

Como el simbólico León de nuestro emblema que a veces se detiene en su camino para contemplar orgulloso su pasado, nosotros al festejar alborozados haber cumplido Cincuenta Años del Leonismo Argentino resulta natural preocuparnos de dar respuesta al imperativo leonístico de incursionar brevemente sobre aspectos relevantes de su historial para exponerlos a la consideración general. La decisión de abordar este tema me llevó a consultar antecedentes pretéritos y sobre todo recurrir a mi conocimiento y experiencia personal adquirida a través de más de treinta años de participación activa y comprometida en la vida leonística argentina. Como abono de esta iniciativa solicité el aporte informativo de algunos Leones relacionados con importantes hechos de nuestra vida leonística, ya fuere en calidad de actores o como espectadores puntuales de ellos, a fin de con su concurso mejorar la precisión de la información que se incluiría en este trabajo. En ese sentido dejo constancia de mi agradecimiento a quienes compartieron mi inquietud y tuvieron la amabilidad de responderme, aún cuando por alguna circunstancia no pudieran satisfacer mi requerimiento informativo.

El desarrollo de este trabajo de investigación entre otras cosas tiene el propósito de rescatar del olvido hechos significativos que ocurrieron en ese largo camino que ya recorriera el Leonismo Argentino, mencionando cuando así correspondía, a distinguidos Leones que tuvieron y tienen una presencia protagónica en nuestro quehacer leonístico, sin por ello olvidar la contribución del resto de la Selva del Múltiple “O”, porque con su esfuerzo y accionar se hizo posible concretar las obras y servicios que engalanan esa trayectoria. También se agregan detalles explicativos útiles para comprender la razón de ser de muchas cosas y que sin lugar a dudas servirán como aportes formativos para las nuevas generaciones de Leones que más recientemente se incorporaron a nuestro Movimiento. Soy un convencido de la importancia que tiene el conocimiento, la información y la instrucción leonística para la mejor integración de los Leones al Leonismo.

En cuanto al desarrollo de este trabajo, por tratarse de una historia del Leonismo Argentino y no la de un Club de Leones en particular, es muy difícil rescatar antecedentes de los primeros tiempos y por ello en algunos casos se carece de datos precisos sobre ese devenir. Para superar ese vacío informativo al referirme a los primeros tiempos del Movimiento en nuestro país realicé una reconstrucción de lo ocurrido en los años iniciales tomando referencia concreta en las disposiciones funcionales y reglamentarias de nuestra Asociación Internacional que rigieron tal desenvolvimiento a nivel mundial, lo que nos permite intuir y comprender lo ocurrido por entonces.

A partir de allí su desarrollo se realizó en base a datos y hechos sustanciales concretos, incluyendo algunos de carácter anecdótico que, sin apartarse de la realidad, son de particular utilidad para proporcionar más amenidad al relato de este acontecer histórico. No me caben dudas que todo esto habrá de impulsar nostalgias especialmente en aquellos de larga militancia en nuestro Movimiento por ser vivencias humanas personales e intimistas. Eso es algo gratificante porque sirve para que muchos constaten que continúa vigente en ellos su capacidad de emocionarse y su sensibilidad social en un mundo tan materialista como el que nos rodea.

Nuestro Movimiento está lleno de vida y como todo cuerpo viviente ha soportado y soporta el impacto de hechos positivos y negativos que dejan huellas indelebles en su trayectoria. Al respecto podemos citar entre nosotros algunos que tuvieron especial incidencia en su evolución histórica, como ser entre otros la etapa de su nacimiento y expansión, las secuelas derivadas del problema “Malvinas” y las repercusiones negativas en lo social y humano que fueron consecuencias del fenómeno de globalización mundial de la economía. Sobre estos y otros temas me ocuparé a continuación en forma particular, consciente también de que por razones de espacio debo omitir algunos hechos que pudieron tener cierta relevancia dentro del referido proceso evolutivo.

2. Nace el Leonismo Argentino

Corría el año 1953 y el Leonismo chileno esperaba expectante que uno de sus Leones más caracterizados, don Humberto Valenzuela García, dos años más tarde asumiera como Presidente de nuestra Asociación Internacional. Por entonces en la Argentina aún no funcionaba ningún Club de Leones y era el único país sudamericano que faltaba incorporar al Leonismo. En ese sentido este líder leonístico del país hermano había demostrando particular interés en que esta situación fuera superada y encomendó a una delegación de Leones chilenos para que se acercaran a la provincia de Mendoza con la cual mantenían relaciones, en particular importantes contactos económicos y sociales con las fuerzas vivas locales. El propósito era el despertar en ellos el interés de fundar un Club de Leones argentino y a partir de allí difundir el Leonismo en nuestro país. No obstante a pesar del entusiasmo y preocupación de los visitantes sus gestiones no alcanzaron éxito.

Se cuenta que después, en forma accidental el León Valenzuela tuvo un encuentro con el Vicepresidente de la Nación, Contralmirante Alberto Tessaire a quién interesó sobre el Leonismo y la importancia mundial que ya había adquirido en el aspecto social y humano, poniendo el acento en que lamentaba que este gran Movimiento de solidaridad social y humana tan prestigioso aún no hubiera encontrado eco en la Argentina. Para su sorpresa este alto funcionario argentino tomó nota de la información con particular atención y entusiasmo y prestó su decidido apoyo para que se concretara la fundación entre nosotros del primer Club de Leones. Fue así que después de febriles reuniones organizativas el 16 de octubre de 1954 en el City Hotel de la Capital Federal se fundó el Club de Leones de Buenos Aires con una Selva de cincuenta socios fundado res, siendo patrocinado por el Club de Leones de Santiago de Chile y el padrinazgo personal del León Humberto Valenzuela García.

Se informa que su primer presidente fue el Dr. José Fernández Moreno y que el 17 de diciembre de ese mismo año en una reunión extraordinaria celebrada en la Residen cia Presidencial de Olivos el recientemente fundado Club de Leones de Buenos Aires recibió su Carta Constitutiva. En esa oportunidad el anfitrión, el entonces Titular del Poder Ejecutivo, General Juan Domingo Perón fue designa do Presidente Honorario de la entidad recién creada. La naciente institución después de momentos iniciales de cierta incertidumbre se consolidó debidamente y dio inicio a una brillante trayectoria que se prolongó en el tiempo hasta el presente, prestigiando al Leonismo Argentino y a nuestro Movimiento Mundial de Servicios.

El 28 de mayo del año siguiente se llevó a cabo la fundación del Club de Leones de Santa Fe, el que desde su nacimiento se ha mantenido sin interrupciones firme en su largo camino sirviendo consustanciado con los principios y la filosofía trascendente del Leonismo. Y es precisamente en este año 2005 que festeja alborozado sus Cincuenta años de recibir su Carta Constitutiva, hecho fundacional que le permitió sumarse con entusiasmo a la organización de servicios más grande y prestigiosa del mundo:
la Asociación Internacional de Clubes de Leones.

3. Evolución entre 1955 y 2005

Inmediatamente después de la aparición de estas dos instituciones en el firmamento leonístico del país comienza un fuerte proceso de expansión que dio lugar a la creación de nuevos Clubes y el gradual aumento de su membresía. Ello fue posible fundamentalmente por las bondades de los ideales leonísticos que le sirven de sustento y la inteligente estructura organizacional de nuestra Asociación, aspectos que se constituyeron en dos factores determinantes que facilitaron el despegue.

Aunque se carece del texto de las normativas de la Asociación que se encontraban vigentes en los momentos iniciales del Leonismo Argentino es indudable que ésta siempre exigió como condición previa a la creación de un Distrito la existencia de determinado número de Clubes de Leones constituidos de acuerdo a las reglas que la misma estableció. Estos Distritos funcionaban en un territorio con líneas de demarcación establecida y dentro de cuya jurisdicción los Clubes de Leones allí radicados podían elegir su propio Gobernador. Pero hasta que se cumpliera con tal requisito la Junta Directiva Internacional tenía autoridad plena y se encontraba facultada de pleno derecho a sancionar la organización de todos los Clubes de Leones que deseaban funcionar dentro de esa área, siempre de conformidad con las reglas y disposiciones prescriptas para la creación de un Club de Leones. En tal supuesto los Clubes así organizados quedaban bajo la jurisdicción directa de dicha Junta Directiva Internacional.

Conforme a lo explicado, transcurrido un tiempo de las primeras fundaciones finalmente se reunió la cantidad reglamentaria de Clubes y eso hizo posible la creación del Distrito Sencillo “0”, cuya jurisdicción comprendió todo el territorio nacional. Posteriormente como consecuencia del crecimiento leonístico producido nuestra Asociación debió disponer sucesivas re estructuraciones, la primera de las cuales surtió efecto a partir de julio de 1960 cuando se transformó el Distrito Sencillo “O” en Múltiple, al dividir el país en dos y crear los Distritos Sencillos “O”1 y “O”2. El primero abarcó la región oeste y se extendió desde Salta hasta Tierra del Fuego, incluyendo provincias del centro del país y las que lindaban con la frontera chilena. El “O-2” por su parte abarcó la región litoral desde Formosa hasta la provincia de Buenos Aires, inclusive. El relativo número de clubes, su dispersión en áreas territoriales enormes y las grandes distancias que existía entre ellos dificultó el esencial contacto de persona a persona que siempre ha sido promovido por el Leonismo. A pesar de estas dificultades comunicacionales no se empañó el entusiasmo reinante y cabe destacar que las Convenciones nacionales y distritales jugaron un rol fundamental en este proceso de crecimiento y expansión actuando como cajas de resonancia que no solo facilitaron encuentros participativos de carácter global sino que además permitieron conocer las preocupaciones y necesidades leonística regionales que sirvieron para promover ajustes estructurales de carácter operativo, funcional y administrativo. Estas Convenciones fueron el instrumento idóneo para unificar y exteriorizar la voluntad del conjunto y de esa manera plantear los cambios que exigía este proceso a fin de consolidarlo e incentivar los esfuerzos para afianzar su crecimiento, lo que condujo a que nuestra Asociación apoyara esos justos reclamos. Es así que el 1º de julio de 1962, fecha en que contábamos 102 Clubes y 2470 socios, se opera una nueva reestructuración del Múltiple “O” que pasó de dos a tres distritos sencillos. En ella el Distrito “O” 1 mantuvo su deslinde con el “0” 2 al este pero al sur su jurisdicción terminaba en los límites inferiores de las provincia de Córdoba, San Luis y Mendoza. A su vez el “O” 2 perdió la provincia de Buenos Aires que, junto a las que dejaron de pertenecer al “O” 1, conformaron el nuevo Distrito “0” 3 que se agregó a los existentes.

Poco tiempo más tarde, el 30 de junio de 1964 nuestro Leonismo había alcanzado 163 clubes y 3890 socios, lo que condujo a que a partir del 1º de julio de ese año el Distrito Múltiple “O” de tres Distritos Sencillos pasara a contar con cinco; y solo dos años más tarde se hizo aconsejable promover una nueva reestructuración ampliatoria, razón por la cual el 1º de julio de 1966 cuando teníamos 234 clubes y 5417 socios, de cinco pasamos a sumar seis Distritos simples. Confirmando que este proceso de extra ordinaria expansión leonística se mostraba incontenible, el 1º de julio de 1968 los Clubes de Leones sumaban 310 y la membresía había crecido a 7.410 socios, por lo que el Distrito Múltiple “O” pasó entonces a estar integrado con ocho Distritos. Esta última estructura funcional se mantuvo sin variantes a lo largo de un cuarto de siglo representando el período del auge del Leonismo de nuestro país, marcan do lo que constituyó su época de oro.

* El conflicto “Malvinas”

Transcurría el mes de abril de año 1982 y en cumplimiento de mi segundo mandato como Gobernador del Distrito “0” 2 presidía su Convención en la ciudad de Resistencia, cuando imprevistamente fui informado que el Gobierno Militar en turno había invadido las Malvinas y que estábamos en guerra con Inglaterra. En esos momentos me sentía feliz porque iba a anunciar a la Asamblea que llevábamos ganados más de 100 nuevos socios, y que los otros Gobernadores presumiblemente también tendrían buenas noticias al respecto. En lugar de esa buena nueva tuve que poner a consideración y aprobación de la Asamblea una declaración por la que se ratificaba con firmeza el espíritu de nacionalidad de los Leones de nuestro país. Ante este grave hecho los Gobernadores auto convocados nos reunimos con celeridad en el Consejo para, en medio de la sorpresa y la confusión que se había adueñado de todos, considerar qué podíamos hacer por el país y por nuestro Movimiento. A corto andar la realidad nos indicó que todos nuestros mejores esfuerzos serían vanos en ambos sentidos y que nada podría impedir el desbande. Esto ocurría cuando al comienzo del ejercicio 1981-82 el Múltiple “O” contaba con la espectacular friolera de 460 Clubes y 10.850 socios pero, como consecuencia de este sorpresivo golpe, el Leonismo Argentino perdió muchos Clubes y miles de socios y nunca pudo recobrarse de la catástrofe. La suma de circunstancias negativas que se presentaron en momentos que vivíamos un esplendor leonístico insuperable produjeron un efecto devastador que pulverizó muchos esfuerzos e ilusiones.

Repasando lo acontecido se advierte que hubo dos causales particularmente dañinas: la primera de ellas fue que Leones faltos de adecuada instrucción leonística no acertaron a discernir con acierto que cuando el Leonismo reclama de los Leones defender los valores de la nacionalidad lo hace dentro de la filosofía exteriorizada expresamente en lo que pasó a ser su primer objetivo, es decir, “Crear y fomentar un espíritu de entendimiento entre los pueblos del mundo”. Por tal razón en caso de conflicto entre países la Asociación debía considerar imparcialmente con objetividad y equidad que le estaba vedado tomar partido en uno u otro sentido y en cambio buscar “crear y fomentar un espíritu de entendimiento”. Aumentó el error y la confusión la actitud incomprensible y extemporánea del León Arturo Mariano, quien fuera nuestro primer Director Internacional. Este, en forma Inesperada, renegando del Leonismo levantó la bandera separatista para fundar sobre la base estructural del Múltiple “O” una organización similar para actuar en forma separada de nuestra Asociación Internacional.

Muchos Leones mal informados y mal aconsejados en momentos críticos de extrema sensibilidad patriótica se hicieron eco de la prédica disolvente de quienes bregaron por lograr que abandonaran las filas leonísticas y en su caso servir a la comunidad pero por otras vías, provocando el éxodo de muchos asociados La realidad demostró que a pesar de sus intenciones de actuar copiando aspectos de la estructura funcional leonística existente e intentar practicar en forma separada objetivos semejantes, sus esfuerzos no tuvieron éxito y la pretensión de sustituir al Leonismo como institución de alto prestigio y señera en materia de servicios comunitarios concluyó en un total fracaso. El saldo lamentable de todo esto fue que se dañó seriamente a nuestro Movimiento sin justificación alguna y esta agresión institucional resintió los esfuerzos solidarios del Leonismo Argentino, perjudicando en última instancia a los destinatarios de sus esfuerzos y preocupaciones.

Tiempo más tarde ocurrió un hecho de carácter funcional que tuvo repercusiones en el desenvolvimiento leonístico mundial porque provocó una reestructuración operativa dentro de la organización. Esto se debió a que nuestra Asociación por distintas razones se vio en la necesidad de establecer la exigencia reglamentaria de que todo Distrito debía contar como mínimo con 35 Clubes y 1250 socios para gozar de todos los derechos como tales. Como consecuencia de ello en el caso del Leonismo Argentino esa medida condujo a la necesidad de una nueva reestructuración del Distrito Múltiple “O”, pero esta vez en sentido regresivo, porque de ocho distritos en actividad debió reducirse a cinco. Este imprevisto ajuste provocó modificaciones llevando a que se fusionaran los Distritos “O” 1 con el “O” 5; el “O” 2 con el “0” 7 y el “0” 6 con el “O” 8 para formar el nuevo “0”5. En cambio los Distritos “O” 3 y “O” 4 respectivamente mantuvieron su ámbito jurisdiccional sin variantes. Esta última es la estructura vigente a la fecha de esta publicación.

En el ANEXO que se agrega al final de este trabajo figuran una serie de gráficas que ilustran sobre todo este proceso de evolución y reestructuración que sufrió el Leonismo Argentino.

* El impacto de la globalización

Las nuevas formas impuestas por el mercado a la comunidad mundial trajeron como consecuencia, entre muchas otras cosas, que la sociedad percibiera la presencia inmaterial pero real del fantasma de la exclusión de grandes masas poblacionales y que se agudizaran en forma preocupante los problemas de marginalidad, desocupación y pobreza y crecimiento de la inseguridad social. El Leonismo Argentino como es parte de la comunidad de la que se nutre para servirla, en tal virtud también sintió el impacto negativo de estos efectos no deseados, porque ellos modificaron sustancialmente el escenario comunitario dentro del cual se venía desenvolviendo De entre estos efectos uno de los más importantes fue el persistente deterioro que debió soportar la clase media y la pavorosa situación de los millones de personas que pasaron a vivir por debajo de la línea de pobreza. No abundaré en mayores detalles porque todos conocemos cabalmente la situación por haberla vivido y aún encontrarnos inmersos en ella. Aunque esto resulte obvio señalar tales fenómenos significaron sumar nuevas dificultades para conservar y en su caso incrementar la membresía leonística y lograr aportes económicos de la comunidad para concretar obras y servicios. Felizmente en la actualidad se advierte en el horizonte que han comenzado a soplar vientos de cambio que pueden vivificar el ambiente y eso renueva nuestras esperanzas de que, aún a costa de muchos esfuerzos y sacrificios, podamos volver a la senda del crecimiento y expansión de antaño que nos llenara de legítimo orgullo.

4. Contribuciones de nuestro Movimiento

Consideramos que dentro del transitar por el historial del Leonismo del país es ineludible que hagamos referencia a varios aspectos que son significativos dentro de esa trayectoria, es decir, analizar brevemente de qué manera se cumplió con los trascendentes objetivos del Movimiento. En ese sentido resulta útil traer a colación que este aporte podría ser considerado básicamente desde un doble punto de vista: la contribución que los Leones argentinos hicieron a la extraordinaria obra de servicios ejecutada sin solución de continuidad, tal como es característica de la que se debe cumplir en el Leonismo a nivel mundial y, en forma complementaria, el que se hizo a través de sus Leones a la conducción leonística superior. Y es necesario que lo hagamos porque lo realizado en uno y otro caso resulta demostrativo de la forma en que hemos dado respuesta al lema que caracteriza el Movimiento: “Nosotros Servimos”.

* Las obras de servicios

En lo que refiere a la obra de servicios ésta ha sido de singular importancia, de volumen y calidad, realizada con vocación leonística e impregnada de sensibilidad social y humana. Para que se tenga una noción de porqué decimos esto citaré datos de un trabajo que publiqué en el año 1996 titulado “Nosotros Servimos en la Argentina”, y en el que en base a una encuesta que realizara en el Múltiple “O” se pudo lograr un relevamiento de servicios leonísticos de carácter casi permanentes, referenciado e individualizando a los Clubes que los informaron. Haciendo una breve mención de los datos recogidos puede señalarse que para Servicios para la salud se informaron: provisión de medicamentos y elementos quirúrgicos y de higiene para hospitales; donación de órganos y ablaciones; consultorios de: prevención oncológica y de oftalmología y de atención odontológica; servicios de ambulancias; granja para recuperación de drogadictos; exámenes fonoaudiológicos y de fisioterapia; bancos de sillones de rueda, de audífonos y de prótesis de cadera; atención profesional a cargo de Leones, aplicaciones bio nucleares, campañas de vacunaciones, etc. En Servicios para educación: Escuelas: para discapacitados de distinto tipo y de nivelación educativa; Servicio de biblioteca; biblioteca parlante; biblioteca circulante; Enseñanza de computación; dictado de curso de manualidades; Donación y canje de libros; provisión de material didáctico y libros; Construcción de escuela y de aulas; Provisión de alimentos, ropa y calzado; etc Servicios para la vista: Operaciones de cataratas; Pesquizamiento visual. Servicio de óptica propio. Banco de anteojos; Consultorio con aparatología de ultima generación. Provisión de equipa miento oftalmológico. Escuela para ciegos. En Atención de la niñez: funcionamiento de la “Casa del niño”; Guarderías infantiles; Banco de leche; Construcción de Jardín de Infantes; Banco de ajuares para bebés; Colaboración en actividades destinadas a adopción de menores; Taller de ajuares; Hogar de niñas; Atención de calesita; Campañas de prevención de la salud; Abono de asistencia médica. Sesión de instalaciones para ejercicios físicos; Padrinazgo de divisiones escolares Provisión de alimentos. Sobre Atención a la ancianidad: Construcción y funciona miento de Hogares para Ancianos; Provisión de alimentos, ropas golosinas y revistas a Asilo Geriátrico, visitas solidarias, etc. Bancos de elementos ortopédicos: Prestamos de sillones de rueda, camas ortopédicas, andadores, trípodes, bastones comunes y canadienses, etc.

Lo que antecede es parte de lo conocido por haber sido informado en la encuesta, pero a eso habría que agregar además los realizado por Clubes que no respondieron pese a la invitación de informar en todos los casos si prestaban o no tales servicios. Por otra parte, a lo informado por los Clubes que contestaron la encuesta a las actividades comunicadas habría que agregarle las que omitieron por no responder al tipo encuestado. Es decir que faltaría computar dentro de su obra de bien los servicios accidentales que concluyen con la prestación del mismo por no tener una continuidad programada atento a que su naturaleza puede se harto heterogénea. Los mismos e sin lugar a dudas en conjunto pueden ser significativos.

Apreciamos entonces a través de lo expuesto y de otras acciones que aquí no se mencionan que el aporte del Leonismo Argentino para llevar a la práctica los ideales filosóficos de solidaridad social con sensibilidad humana ha tenido enorme importancia.

* Aportes a la conducción leonística superior

En primer lugar debemos hacer referencia a los prestigiosos Leones argentinos que integraron la Junta Directiva Internacional en representación del área de Latinoamérica y el Caribe y cuyo desempeño constituyó un aporte de valía para nuestra Asociación Internacional por la calidad leonística y personal de quienes cumplieron esas funciones. En su gestión demostraron eficiencia y también fueron portavoces caracterizados del sentir y preocupaciones leonísticas de la región y embajadores eficientes en la transmisión del renovado mensaje de la Junta Directiva Internacional. Ellos fueron:

PID (1970-72) Dr. Aníbal C. Filiberti (del Distrito 0-2)

PID (1974-76) Dr. Pedro C. Botelli (del Distrito 0-4)

PID (1980-82) Dr. Luis Murad (del Distrito 0-5)

PID (1986-88) Rodolfo A. Marinelli (del Distrito 0-3)

PID (1994-96) Esc. Enrique R, Bottini (el Dto, 0-4)

Merece destacarse también que el PID Marinelli fue designado Apointée de la Junta Directiva Internacional en los siguientes períodos leonísticos:

1988-89 (presidencia del PIP Austin P. Jennigs)

1992-93 (presidencia del PIP Rohil C. Mehta)

1994-95 (presidencia de PIP Giuseppe Grimaldi)

A lo mencionado precedentemente debe agregarse que la Junta Directiva Internacional a este León argentino desde hace tiempo le viene confiando múltiples e importantes funciones, entre las que puede mencionarse por ejemplo que desde hace aproximadamente quince años tiene a su cargo la responsabilidad del dictado de los Seminarios para Gobernadores Electos que se desarrollan en el transcurso de las Convenciones Internacionales y que corresponden al área hispano americana. Otro hecho plausible a destacar es que la realidad objetiva demuestra que asimismo goza de particular aceptación y predicamento dentro del Leonismo Latinoamericano y de España.

Finalmente, acotando lo que antecede cabe traer a colación que nuestro Distrito Múltiple “0” oportunamente aprobó postular como precandidato a Director Internacional por el área latinoamericana al PDG Ing. Jacobo Plenich.

Por su parte el Círculo de ex Gobernadores de Argentina mediante sendas resoluciones de Asambleas plenarias distinguió a PDGs por su trayectoria dentro del Movimiento y sus aportes leonísticos proclamándolos Socios Eméritos. Tales Leones son los siguientes:

PID Dr. Aníbal Filiberti, (el Distrito 0-2)

PID Rodolfo Al. Marinelli, (del Distrito 0-3)

PDG Dr. Tito L. Rocchetti, (del Distrito 0-2)

PID Esc. Enrique R. Bottini, (del Distrito 0-4)

* Los foros latinoamericanos de Leonismo

A lo expresado debe agregarse que los Leones argentinos han participado en forma activa y protagónica en los Foros Latinoamericanos y del Caribe, contribuyendo con delegaciones y oradores de nivel, algunos de los cuales demostraron inusual jerarquía. Además debe recordarse que en enero de 1975 se llevó a cabo en la ciudad de Buenos Aires el IV Foro Latinoamericano y del Caribe, y que en 1987 nuevamente el Leonismo Argentino tuvo a su cargo la organización del XVI encuentro latinoamericano de este tipo, que según la frase acuñada por el PIP 1976-77 Joao Fernando Sobral significaba “El Leonismo uniendo a las Américas”, expresión que fue tomada como bandera por los organizadores de estos eventos para caracterizar estas reuniones de alto nivel leonístico. En esta ocasión su Director General fue el PDG Carlos Chaves, del Distrito 04 y alcanzó singular éxito. El evento contó con la jerarquizada presencia del Presidente Internacional 1986-87 Sten A. Akestam de Suecia, y del PIP Joao Fernando Sobral. Este indiscutido líder del Leonismo latinoamericano desarrolló con todo éxito el conocido “Conversando con Sobral” a través del cual mantuvo un diálogo de más de una hora con los asistentes. Más tarde, en 1988 la ciudad de Rosario fue la sede del XVI Foro Latinoamericano y su Director General fue el PDG Carlos López Bazán, del Distrito “0” 2. En dicha ocasión en representación de la JDI tomó parte del evento el Presidente Internacional 1986-87 León Agustín Soliva. de Brasil.

Como acotación a lo mencionado sobre los Foros Latinoamericanos informo que quien escribe estas líneas tuvo el honor de representar al Leonismo Argentino como expositor en los Foros de Ecuador (1978), Uruguay (1980), Costa Rica (1981), Brasil (1982), Argentina (1987) y Bolivia (1990) y hasta la fecha participó de diez FOLAC.

5. Las Convenciones Nacionales

Sabemos que las Convenciones Nacionales tienen entre sus finalidades más destacadas reunir a los Leones del área en un ambiente de sana camaradería con el propósito de estrechar lazos de amistad mediante una relación de tipo personal. Al mismo tiempo los asistentes tienen la posibilidad de informarse sobre las principales actividades cumplidas en el ejercicio, analizar y discutir problemas que hacen a la vida leonística nacional y adoptar acuerdos para el mejor funcionamiento de los Distritos y sus Clubes de Leones. Es decir verifica cuál ha sido la forma en que se ha dado cumplimiento a los principios y fines de nuestra Asociación y elige a los Leones en quienes confiará la conducción del Leonismo Distrital y Nacional. Quiero destacar que la realización de estas Convenciones y la organización de Foros Latinoamericanos de Leonismo cuando Argentina tomó a su cargo la responsabilidad de organizarlos. requirió de muchos Leones esfuerzos significativos para hacer frente a tales eventos. Por tal razón estimo que es un acto de justicia recordar a sus Directores Generales y en ellos rendir tributo también a quienes colaboraron con ellos para salir airosos en tales desafíos. Por haber asistido a más de treinta Convenciones Nacionales y a los tres FOLAC realizados en Argentina he sido testigo presencial que puede afirmar que en estos encuentros, quienes asumieron el rol de anfitriones evidenciaron vocación de trabajo, sentido de organización y claros sentimientos de amistad fraterna.

En otra parte de este trabajo he dejado constancia de la trascendencia de las Convenciones Nacionales para el afianzamiento y crecimiento del Leonismo Argentino por lo que considero innecesario abundar sobre el particular. Por tal razón me parece oportuno en este caso mencionar el orden en que las mismas se realizaron y el año y ciudad en que se llevaron a cabo y. además, hasta donde fue posible lograr la información, el nombre del respectivo Director General y el lema bajo el cual organizó el encuentro. Respecto de esto último cabe señalar que al comienzo las Convenciones Nacionales se realizaron sin especificar lema alguno hasta que después pasó a ser costumbre.

Como acotación cabe mencionar que las ciudades en las que en esos cincuenta años se realizaron el mayor número de estas Convenciones Nacionales fueron Buenos Aires y Mar del Plata, nueve veces en cada una de ellas.
 

CONVENCION AÑO CIUDAD SEDE RESPONSABLE
1957 Rosario (Santa Fe) Eris Lowestein
1958 Mendoza (Mendoza) Luis F. Aguinaga
1959 Córdoba (Córdoba)  
1960 Santa Fe (Santa Fe)  
1961 Buenos Aires (Cap. Federal)  
1962 Tucumán (Tucumán)  
1963 Rosario (Santa Fe)  
1964 Mar del Plata (Buenos Aires)  
1965 Buenos Aires (Cap. Federal)  
10ª 1966 Salta (Salta)  
11ª 1967 Bariloche (Río Negro)  
12ª 1968 La Falda (Córdoba)  
13ª 1969 Mar del Plata (Buenos Aires)  
14ª 1970 Buenos Aires (Cap. Federal)  
15ª 1971 Río Hondo (S. Del Estero)  
16ª 1972 Rosario (Santa Fe)  
17ª 1973 Mendoza (Mendoza) Julio César Bac
18ª 1974 Necochea (Buenos Aires)  
19ª 1975 Buenos Aires (Cap. Federal)  
20ª 1976 Villa Carlos Paz (Córdoba)  
21ª 1977 Mar del Plata (Buenos Aires)  
22ª 1978 Rosario (Santa Fe) Gerardo Pire
23ª 1979 Córdoba (Córdoba)  
24ª 1980 Bariloche (Río Negro) Rodolfo A. Marinelli
25ª 1981 Buenos Aires (Cap. Federal)  
26ª 1982 Buenos Aires (Cap. Federal)  
27ª 1983 Cosquín (Córdoba) Luis Remo Longo
28ª 1984 Mar del Plata (Buenos Aires)  
29ª 1985 Paraná (Entre Ríos) Jorge Fermín Glaría
30ª 1986 Río Hondo (S. del Estero)  
31ª 1987 Mendoza (Mendoza) Antonio Adrián Mariño
32ª 1988 Mar del Plata (Buenos Aires) Walter Boccia
33ª 1989 Buenos Aires (Cap. Federal)  
34ª 1990 Tucumán (Tucumán) José Emilio Enrico
35ª 1991 Mar del Plata (Buenos Aires) Sergio Brola
36ª 1992 Rosario (Santa Fe) Carlos López Bazán
37ª 1993 Río Hondo (S. del Estero)  
38ª 1994 Córdoba (Córdoba)  
39ª 1995 Santa Fe (Santa Fe) Tito L. Rocchetti
40ª 1996 S. Martín de los Andes Horacio Wolf
41ª 1997 Buenos Aires (Cap. Federal)  
42ª 1998 Mar del Plata (Buenos Aires) Julio Scioscia
43ª 1999 Mendoza (Mendoza) Antonio Adrián Mariño
44ª 2000 Rosario (Santa Fe) Alberto Manavella
45ª 2001 Bariloche (Río Negro) Carlos Bruno
46ª  2002 Buenos Aires (Cap. Federal)  
47ª 2003 Mar del Plata (Buenos Aires) Juan Carlos Pozzi y Juan C. Cid
48ª 2004 Tucumán (Tucumán) Eduardo Tomás Ojeda
49ª 2005 Santa Fe (Santa Fe) Claudio Fermín Riestra

6. Episodios en estos eventos

A las consideraciones expresadas en el punto anterior es interesante agregar que en algunos de estos encuentros se presentaron situaciones atípicas, como la producida cuando nos encontrábamos envueltos en la profunda crisis derivada del conflicto “Malvinas” menciona do en otra parte de este trabajo. En ese sentido cabe recordar que en 1981 la Convención nacional se había realizado en Buenos Aires y quienes en ese entonces estábamos en la conducción leonística del Múltiple “O” enfrentamos la disyuntiva de si en 1982 era posible y conveniente hacer la Convención Nacional porque en virtud de la guerra desatada contra Inglaterra existían fuertes dudas al respecto. Finalmente con gran preocupación se resolvió hacerla nuevamente en Buenos Aires pero con mucha prudencia y criterio, según lo exigían los difíciles momentos por los que atravesaba el país y nuestro Movimiento. Por fortuna no se produjeron problemas y todo se desarrolló con normalidad, Con esa experiencia y luego de múltiples consideraciones para la siguiente se eligió la ciudad de Cosquín y, pese a las aprehensiones sobre su éxito la grata sorpresa fue que ésta contó con importante afluencia de Leones. Por otra parte las palabras del Director Internacional (1982-84) Dr. Cristóbal Alarcón Falconi, de Ecuador, quien nos visitó en nombre de la J.D.I., fueron muy acertadas y motivadoras para el momento espiritual por el que atravesamos los Leones argentinos y sirvieron de ayuda para consolidar la reacción que ya se advertía e iniciáramos con más entusiasmo el lento proceso de recuperación leonística. Como hecho anecdótico recuerdo que había tenido la satisfacción de conocer a este León en Ecuador en 1978, año en que ambos revistábamos como Gobernadores de Distrito. En enero de ese año se llevaba a cabo en su país el VII Foro Latinoamericano de Leonismo al que asistí para desempeñarme por primera vez en esos eventos como orador por el Leonismo Argentino. En tal oportunidad a invitación mía y previamente concertado, en el transcurso del FOLAC entre ambos concretamos un Hermanamiento Leonístico Interdistrital Internacional. Creo que el mismo fue el primero de ese tipo que se llevó a cabo en esos encuentros de tan alto nivel leonístico. Al hacerse público en la Asamblea plenaria este hecho fue muy aplaudido y recibió cálidos elogios por parte de los asistentes. A esto se sumó el inusual privilegio de que las respectivas actas fueran refrenda das con sus firmas por el PIP Joao Fernando Sobral y el Presidente Internacional (1977-78) Joseph M. McLoughlin, quienes prestigiaban con su presencia esta reunión del Leonismo latinoamericano.

Otro hecho inusual ocurrió en 1999 en ocasión de llevarse a cabo en la ciudad de Mendoza la 42ª Convención Nacional. El Solemne Acto de Apertura de la misma estaba programado para el viernes 21 de Mayo de ese año a las 21 horas, pero quienes arribamos a Mendoza a media mañana de ese día recibimos la ingrata noticia del gravísimo accidente automovilístico sufrido por el contingente de Leones, Leonas y Leos de la delegación del Club de Leones Paraná Parque Urquiza ocurrido en las cercanías de la ciudad de Mercedes, en San Luis, cuando desde Paraná se dirigían a la Convención Nacional. Como es natural un clima de angustia y desazón se había adueñado de todos y las autoridades del evento junto con el Consejo de Distrito resolvieron cancelar la totalidad de los actos sociales y de camaradería que se habían programado y se dejó sin efecto la realización del desfile leonístico previsto para el domingo 23 y en su lugar realizar un oficio religioso en la Iglesia Nuestra Señora de Lourdes, ubicada en las cercanías de la ciudad de Mendoza porque la misma ofrecía condiciones apropiadas para una nutrida concurrencia como era dable esperar en este homenaje.

Quienes vivimos esos momentos recordamos que el habitual minuto de silencio que se guarda en recordación de los socios fallecidos con que se inicia el Solemne Acto de Apertura, en esta ocasión fue observado con particular recogimiento y dolor en virtud de la tragedia leonística producida horas antes. La misa multitudinaria del día 23 constituyó un hermoso y sentido homenaje en memoria de las víctimas de tan lamentable accidente. La estructura edilicia que ofrecía la Iglesia tenía formas de un auditorio y el altar estaba ubicado en un semicírculo elevado en lo que en organizaciones de otro tipo habitualmente se lo destina a escenario. La vista era imponente, sobre todo que en esa oportunidad estaba adornada con cantidad de estandartes leonísticos. El cura párroco que debía oficiar la misa tuvo la feliz iniciativa de realizar un ensayo previo con los presentes a fin de instruirnos para que participáramos de viva voz en las ceremonias litúrgicas. En síntesis ese cúmulo de circunstancias hizo que esta misa produjera un impacto emocional muy especial provocando en quienes asistíamos un calmo conformismo ante lo irreparable, he hiciera que nos retiráramos felices por haber podido rendir tan emotivo como inusual homenaje.

En mi vida leonística tuve la satisfacción de asistir a más de treinta Convenciones Nacionales, y además de los hechos antes mencionados hay otros dos a los que quiero aludir: el primero es la sensación que experimenté en 1997 cuando siendo presidente del Círculo de Ex Gobernadores de Argentina fui invitado a compartir el escenario del Teatro Colón de Buenos Aires con las autoridades del Consejo e invitados especiales, el acto inaugural de la Convención Nacional que en ese año se llevaba a cabo en esa ciudad. Todos sabemos que este Teatro es reconocido como uno de los más famosos del mundo por su belleza y acústica, y el haber observado desde ese sitial de privilegio el interior de nuestro magnífico coliseo constituye un recuerdo que atesoro. El otro momento especial ocurrió en el Acto Inaugural de la 39ª Convención Nacional de Santa Fe cuando muchas de las interpretaciones de la Orquesta Sinfónica de la Provincia en su concierto de apertura fueron ovacionadas de pie por los asistentes con un entusiasmo poco común. Esta reacción sumada al placer de la música resultaron particularmente emotivas.

7. La conducción leonística

Aquí nos referiremos exclusivamente a quienes se desempeñaron al frente de sus respectivos distritos porque la gestión correspondiente al Distrito Múltiple “O” a su vez encontró en ellos a sus principales protagonistas Pero eso por supuesto bajo ninguna circunstancia debe interpretarse como olvido de lo hecho por esa legión de hombres. mujeres y jóvenes que con su esfuerzo y participación colaboraron para que todos juntos pudiéramos concretar un accionar significativo en materia de obras y servicios. Ellos también son merecedores de nuestro reconocimiento y el de la sociedad a la que sirvieron porque en los hechos demostraron su voluntad y compromiso para trabajar por el bien común poniendo en evidencia su vocación de ayuda generosa y desinteresada y su humana sensibilidad social.

La nómina de los Gobernadores que ejercieron sus cargos en el lapso leonístico considerado arranca desde el período 1959-60 cuando comenzó a funcionar el Distrito Sencillo “0”, datos que fueron actualizados al ejercicio leonístico 2004-2005 que es el que corresponde a la fecha en que ve la luz la presente investigación leonística. La información que se desarrolla de manera analítica en el ANEXO fue posible elaborarla teniendo en consideración antecedentes propios referidos al tema y de otros trabajos, entre los que merece mencionarse uno realizado por el PID Rodolfo Alfredo Marinelli con el aporte de Leones cercanos.

Esta nómina permite a los Leones interesados en conocer detalles de esta conducción leonística una visión panorámica de la gestión de quienes ejercieron esos relevantes cargos dentro del Leonismo Argentino, el o los períodos en que se desempeñaron como Gobernadores de Distrito, ya que incluye muchos lemas que enmarcaron su acción y la estructura del Múltiple “O” dentro de la cual cumplieron sus funciones. Se informa que este Directorio de pasados Gobernadores ha sido elaborado ubicando a cada uno de ellos respondiendo a la estructura institucional de cinco Distritos Simples vigente, tal como surgió de la última reestructuración de nuestro Leonismo.

Atento a lo expresado es dable advertir que en ciertos períodos en un Distrito figuran dos Leones ejerciendo la función de Gobernador. Esto es así porque debe recordarse que hubo un lapso en que dentro del Múltiple “O” funcionaron ocho Distritos, y los Gobernadores que se desempeñaron en esa oportunidad en los Distritos “O” 6, “O” 7 y “O” 8 debieron ser ubicados en los cinco Distritos que funcionan en la actualidad.

En este listado de funcionarios distritales a continuación del nombre del Gobernador entre paréntesis se menciona la provincia donde ejercía sus funciones leonísticas cuando fue elegido para conducir los destinos de su Distrito, y en los casos en que fue posible disponer de la información pertinente, tal como se dijo, se agrega al lema bajo el cual desarrollaron sus liderazgos. Esta última información es útil para conocer en general cual fue el enfoque y los aspectos que les interesaron desarrollar en particular, apreciar los puntos sobre los que pusieron el acento de su gestión y las prioridades que marcaron esa orientación.

Desde otro punto de vista el presente trabajo a fin de ilustrar a Leones de reciente incorporación sobre aspectos de esta conducción leonística, en el Anexo se agregan dos esquemas de organización referidos a la Gobernación de un Distrito: uno que indica la ubicación de la misma dentro de la estructura funcional de nuestra Asociación, y el otro que muestra cómo, en términos generales, se organiza el Gabinete en base al cual se desenvuelve la conducción Distrital.

8. El Círculo de Ex Gobernadores de Argentina

En el punto anterior se hizo referencia a los Leones que en estos cincuenta años ejercieron como Gobernadores de Distrito en general por el término de un año, salvo el caso del PDG Dr. Julio C. Alvarez Suriani y el PDG Dr. Tito Leopoldo Rocchetti que lo hicieron por dos períodos, el primero en 1963-64 y 1987-88 mientras que el segundo lo hizo en 1977-78 y 1981-82. Pero cuando estos Leones concluyeron con sus respectivos períodos leonísticos pasaron a revistar como ex Gobernadores durante el resto de su tiempo dentro de nuestro Movimiento, salvo el los casos excepcionales de revistar en más de período como tales o cuando fueron elegidos para ocupar cargos en la JDI como Directores Internacionales.

Cabe señalarse que su contribución leonística como ex Gobernadores fue y es significativa porque en general son llamados a colaborar como Asesores en los Gabinetes Distritales o en el Consejo de Gobernadores o bien para atender otros aspectos de la vida leonística. Por estas y otras importantes razones nuestra Asociación considera a los ex Gobernadores un valioso capital social y humano a nivel mundial y tiene en ellos a poderosos aliados para trabajar por el Leonismo. Entre nosotros después de transcurrido un tiempo y en cuando el Leonismo Argentino estaba en pleno auge y el Múltiple “O” había sido recientemente re estructurado para pasar de seis Distritos a ocho, los ex Gobernadores eran requeridos en forma creciente para afirmar el proceso de expansión de nuestro Movimiento creando nuevos Clubes y capacitando a los nuevos Leones que se incorporaban al Movimiento. Frente a esta circunstancia y a otras importantes razones surgió la necesidad de los PDGs de organizarse para planificar esfuerzos y hacer más útil su aporte . En virtud de ello el 23 de mayo de 1970 se fundó el Círculo de ex Gobernadores de Argentina para que cumpliera esas y otras importantes funciones, siendo su primer Presidente el PDG Arturo Mariano, de Córdoba. Esta entidad de inmediato pasó a ocupar un espacio relevante en la vida del Distrito Múltiple “O”.

Como dato ilustrativo de lo mencionado viene a mi memoria que celebrábamos nuestra propia cena de ex Gobernadores dentro de los actos de la Convención Nacional. En el año 1980 en la de Bariloche, en esa reunión de camaradería el PDG Carlos Chaves como Presidente saliente del Círculo y el que escribe estas líneas en su carácter de Presidente entrante, y “Tití” Marinelli como Director General del evento compartimos la cabecera de la mesa junto al PIP Joao Fernando Sobral. Y por otra parte los representantes de nuestra Asociación a nuestras Convenciones Nacionales ya es costumbre que visiten las sesiones de trabajo que en ellas habitualmente realiza el Círculo. Transcurrido algún tiempo sin perjuicio de la existencia del Círculo de ex Gobernadores de Argentina los Distritos que integran el Múltiple “O” fueron creando sus propios Círculos para facilitar a través de tales entidades mayores contactos personales entre los ex Gobernadores del área.

Como lo expresáramos en otra parte de este trabajo, procura dentro de lo posible rescatar del olvido esfuerzos, preocupaciones constructivas y ciertas vivencias de la vida del Leonismo Argentino. En este caso en particular con la ayuda de otros PDGs se ha tratado de reconstruir el listado de quienes presidieron el Círculo nacional y al mencionar los junto con el período en que ejercieron su función deseo que esta simple mención se interprete como homenaje a todos los ex Gobernadores que se brindaron generosa mente por servir al Leonismo Argentino. Hemos podido reunir los nombres de los siguientes:

 

(1970-71) Arturo Mariano

(1971-72) Arturo Cáceres

(1972-73) Arturo Cáceres
(1973-74) Naum Erigimovich
(1974-75) Fortunato E. Remondino
(1975-76) Julio C. Alvarez Suriani
(1976-77) Enrique R. Bottini
(1977-78) Julio César Bac
(1978-79) Carlos Sáez
(1979-80) Carlos Chavez
(1980-81) Tito L. Rocchetti
(1989-90) Javier V. Praddaude
(1990-91) Tito L. Rocchetti
(1993-94) Jorge A. Bottaro
(1995-96) Tito L. Rocchetti
(1996-97) Tito L. Rocchetti
(1997-98) Edgar Buide
(1998-99) Carlos Finneman
(2000-01) Roberto Vanzo
(2001-02) Tito L. Rocchetti
(2002-03) Rodolfo A. Marinelli
(2003-04) Eduardo A. Gallardo
(2004-05) Jacobo Plenich

9. Evolución institucional y funcional

Desde 1955 hasta que se reunió el numero de Clubes necesarios para constituir Distrito el Leonismo Argentino dependió en forma directa de la JDI. Luego pasó a constituir el Distrito Único “0” y a partir de ese momento su conducción directa fue confiada a una Gobernación creada al respecto por ser ésta el órgano a quien correspondía entender en ello. La misma estaba integrada por el Gobernador de Distrito y su Gabinete, cuyos miembros podían ser elegidos o nombrados siempre con arreglo a procedimientos establecidos en los Estatutos y Reglamentos Internacionales. Para facilitar la comprensión de los Leones de más reciente incorporación sobre lo que estó significó en el ANEXO se incluyen dos gráficos que ilustra al respecto, y aunque el esquema de estructura interna de un Gabinete es el vigente en la actualidad y puede ofrecer diferencias con los que funcionaban por entonces, son de particular utilidad para apreciar cómo eran atendidas las necesidades fundamentales en materia de conducción local, porque la forma organizacional en ,lo esencial subsiste pese a haber sufrido algunos ajustes aconsejados por el tiempo.

A partir del 1º de julio de 1962 se creó el Distrito Múltiple “O”, que se formó sobre la base de dos Distritos, el 01 y 02, y en tal virtud se constituyó el primer Consejo de Gobernadores que luego pasó a denominarse Consejo de Distrito. Este órgano de conducción leonística desde su creación funcionó sujeto a las disposiciones de los Estatutos y Reglamentos de la Asociación Internacional y a las normas dictadas por su Junta Directiva. Como está integrado por los Distritos que funcionan dentro del territorio de la República Argentina, las sucesivas reestructuraciones que sufrió el Distrito Múltiple “O” tuvieron directa incidencia en su composición.

Este Consejo de Distrito cumple la función de coordinación y apoyo de la labor desarrollada por cada uno de los Distritos que lo fueron integrando a través de su existencia. Con ese propósito desarrolla la armonía, la comprensión, amistad, y unión entre ellos e impulsa los principios y fines leonísticos, y por todos los medios a su alcance estimular su obra, inquietudes y propósitos, teniendo a su cargo la representación del Leonismo Argentino. No obstante se advierte que los Distritos que integran el Múltiple “O” a pesar de lo expresado precedentemente conservaron y conservan los derechos que les confieren los Estatutos y Reglamentos Internacionales que ellos aceptan al constituirse, y deben observar el cumplimiento de los deberes y obligaciones emergentes su ejercicio.

Los Consejos de Distrito o Consejo de Gobernadores que actuaron en el lapso que va desde 1962 al 2005 incluyeron uno o más Ex Gobernadores de Distrito con la condición de que el número total de estos últimos no fuera superior al número total de Gobernadores de Distrito en ejercicio. Durante un largo período tanto el Presidente del Consejo como el Secretario Tesorero del mismo eran elegidos de entre los Gobernadores en ejercicio integrantes del Múltiple, pero esto significaba un recargo de tareas de los Leones que debían cumplir con esas funciones además de las propias de la conducción de sus Distritos. Esta circunstancia finalmente impulsó una reforma del Reglamento del Distrito Múltiple con un doble propósito: primero que tanto el cargo de Presidente como el de Vicepresidente recayeran en Ex Gobernadores, y que este último a su vez debía cumplir las funciones de Secretario-Tesorero.

En consecuencia, la composición y el funcionamiento del Consejo sufrió un cambio sustancial ya que se estableció que la Presidencia en lugar de ser motivo de elección por los integrantes del cuerpo pasara a ser rotativa entre los Distrito que lo componían y el León seleccionado para dicho cargo debía ser propuesto por el Distrito en turno, elegido en su propia Convención e informado en el acto de clausura de la respectiva Convención Nacional para público conocimiento. Por tanto todo Club del Distrito a quien le corresponda el turno de elegir al León que será Presidente del Consejo de Distrito puede postular ante la respectiva Convención Distrital a uno de sus socios activos como candidato a dicho cargo siempre que se cumplan las condiciones reglamentarias respectivas. El respaldo al candidato triunfante será el que le acuerde con su voto la Convención del Distrito. Pero en cambio en el caso del Vicepresidente del Consejo éste debe ser uno de los gobernadores salientes elegido por sus pares de entre los integrantes del Consejo que concluye su período.

Otro aspecto en esta evolución institucional del Leonismo Argentino es el que refiere al proceso que demandó el obtener que el Distrito Múltiple “O” contara con personería jurídica a fin de acotar las responsabilidades de sus integrantes y también hacer posible que el ente pudiera ser sujeto de derechos para el caso de adquisición de bienes inmuebles o recibir donaciones de terceros. Esto era una necesidad porque como se verá más adelante, cuando en ocasiones se debían asumir determinadas obligaciones, ante la ausencia de tal personería en algunos casos podía hacerse personalmente responsables de ellas a los integrantes del Consejo. Estas situaciones podían derivarse de compromisos originados en Convenciones Nacionales o cuando debían aceptarse obligaciones por la atención de gastos anticipados ocasionados por visitas de funcionarios internacionales en tanto se tramitaban reintegros, etc. La solución final fue que se constituyera la Asociación Leonismo Argentino como figura jurídica para representar a la organización, con la aclaración de que ante la Asociación Internacional conservamos invariable la condición de Distrito Múltiple “O”, como marcan los Estatutos y Reglamentos Internacionales. De este tema en particular en otra parte de este trabajo se formulan mayores precisiones, pero cabe acotar que antes de arribar a esta solución debió cumplirse un largo proceso de estudios y gestiones ante los poderes públicos.

10. Ajustes al sistema normativo

Los Estatutos y Reglamentos Internacionales y las resoluciones y disposiciones complementarias dictadas por la junta Directiva Internacional son las que establecen el orden normativo de la Asociación Internacional de Clubes de Leones, y de él dimanan las otras normas que las complementan y en conjunto conforman su sistema normativo. Es decir que las primeras son las normativas principales o de primer nivel y en ese carácter se convierten en fuente común de validez de las restantes porque éstas deben ajustarse a aquellas y siempre ser observadas en la conducción de nuestro Movimiento en todos los niveles. Al incursionar en la historia del Leonismo Argentino y por ende en la conducción nuestros Clubes de Leones y los Distritos hay que tener especialmente en cuenta esta realidad porque en todos los casos todas las disposiciones que debieron adoptarse en el orden interno en estos cincuenta años que ya lleva de existencia, por lo general fueron consecuencia de la evolución que se producía en el Leonismo a nivel internacional, porque tanto los primeros como los segundos debieron constituirse, funcionar y dictar sus disposiciones de funcionamiento siguiendo aquellas reglas, conforme puede leerse en el Artículo III Sec. 1 y Artículo IX Sec. 5 (d), respectivamente de los ERI, en el ordenamiento aprobado en 2002 en la Convención Internacional de Osaca (Korea-Japón).

Así por ejemplo en 1957 se fundó el primer Club Leo, en 1975 se puso en marcha el Programa de clubes de Leonas y en 1987 se aprobó el derecho de las mujeres a integrar los Clubes de Leones como socios, y como esas otras medidas adoptadas por el Leonismo a nivel superior que de alguna manera debieron tener cabida en las normas regulatorias locales. Tomando el caso del Leoismo cuando este se inició nuestra Asociación se manejó en base disposiciones o resoluciones generales y dejó a cargo de los Distrito establecer en base a ellas cómo funcionarían en su jurisdicción. De manera entonces que el Múltiple “O” en su reglamento se ocupó en forma detallada al respecto. Pero luego la Asociación creó los Distritos Leo y también los D.M. Leo y con la experiencia acumulada de algunos años dio orientaciones más precisas al respecto, hasta que finalmente aparece el modelo de Reglamento específico de Distritos Leo. En virtud de tales normativas nacieron entre nosotros los Distritos Leo dentro del Múltiple “0” de Leones hasta que se creó el Distrito Múltiple Leo “0” , cuyo ordenamiento racional se realizó en el año 1995. Al poco tiempo de su aprobación este trabajo en una reunión del Leoismo latinoamericano que se llevó a cabo en Brasil fue tomado como modelo por otros Distritos Leo del área.

Los Distritos de Leones que integraban el Múltiple “O” que en principio funcionaron conforme a su Reglamento por ser el único que existía por entonces, en forma paula tina fueron dictando sus propios Reglamentos Distritales y comenzaron a desenvolverse en base a los mismos, ya que tanto el primero como los segundos debieron ajustarse a las normativas contenidas en los ERI. Por lo demás los Distritos que conformaban el Múltiple “0” conservaron los derechos que le conferían los ERI y, correlativamente siempre debieron cumplir los deberes y obligaciones emergentes de su ejercicio. Por otra parte es oportuno traer a colación que la Asociación fue acentuando su presencia reglamentaria con el objetivo de profundizar de manera progresiva la uniformidad funcional del conjunto a nivel mundial y para ello dictó sucesivas normas reglamentarias destinadas a regular en base a dicho patrón las principales cuestiones estructurales y de funcionamiento de todo el sistema organizacional del Movimiento. En consecuencia puede advertirse que el Reglamento del DM “O” en la actualidad no tiene la misma relevancia que antaño porque muchas de las cuestiones que estaba llamado a reglar por si el Múltiple “0” ahora están fijadas en forma concreta en el Reglamento Internacional.

Sin perjuicio de lo señalado merece recordarse que existieron causales de orden interno que en su momento motivaron distintas reformas a las disposiciones regulatorias vigentes, como es el caso por ejemplo de lo relativo a determinados aspectos de las Convenciones Nacionales. Al respecto cabe recordar que durante mucho tiempo la elección de las ciudades sedes en las que se realizaron estas Convenciones eran fijadas por las Asambleas que se realizaban en ellas a propuesta de Distritos que ofrecían ser anfitriones. Pero luego, valorando las opiniones surgidas como consecuencia de experiencias sobre determinadas cuestiones se plantearon inquietudes que condujeron a una mayor apertura y al cambió del aludido procedimiento. A través de estas modificaciones se buscó ofrecer más posibilidades a Distritos con Selvas numéricamente menos importantes para que pudieran organizarlas sin tener que competir entre si. Para eso se introdujeron reformas en el Reglamento del DM “O” de manera que la fijación de dicha ciudad sede se hiciera en forma rotativa entre todos los Distritos Simples que lo integraban, y se estableciera a propuesta del Distrito en turno. Esta fue una medida que al par que interpretó el sentimiento prevaleciente reforzó en el Leonismo nacional el carácter democrático que caracteriza al Movimiento.

Por otra parte las Convenciones Distritales regularmente se hacían en el mismo sitio que la nacional pero como hubo Distritos que deseaban realizarlas en forma separada dentro de su propio territorio se estableció que en los años pares se llevaran a cabo en el mismo lugar de celebración de la respectiva Convención nacional, y que en los años impares esto no era obligatorio, salvo para el caso del Distrito en cuya jurisdicción se realizaba la nacional. En este supuesto el Distrito sede o anfitrión de la nacional tiene que hacer su propia Convención junto con aquella. Se aclaró además que aquellos que hicieran uso de la opción de hacerla en forma separada debían llevarlas a cabo por lo menos dentro de los 30 días corridos de anticipación a la fecha de la nacional.

11. El sistema comunicacional

El Leonismo en nuestro país buscó cultivar su comunicación interna y a nivel internacional de acuerdo a lo que le permitieron sus posibilidades pero demostrando siempre preocupación y creatividad para cumplir con ese imperativo. Para referirme en particular a aciertos aspectos importantes sobre este tema y hacerlo con más precisión solicité apoyo informativo al PID Luis Murad y al León Pedro M. Marrello, a quienes agradezco su valioso aporte. Al primero por el referido al aspecto comunicacional que en su momento se concretó por medio de las publicaciones oficiales del D.M. “0”, como fueron la Revista Leonismo Argentino y la edición a nivel local de la Revista Lions en Español, tarea cumplida por largos años con seriedad y calidad. Y al segundo en cuanto a la página Web del Múltiple “0” porque la misma constituye un valioso aporte de alta tecnología que como tal se lo reconoce entre nosotros y a nivel mundial. La jerarquía de lo hecho tanto en forma escrita como a través de Internet pudo alcanzarse en mérito a la capacidad, espíritu de trabajo y de entrega de quienes a través de esos medios dieron trascendencia y prestigio al Leonismo Argentino.

* La Revista Leonismo Argentino

El inspirador de esta Revista fue Sabita, como siempre se lo llamó al conocido transportador de nuestras delegaciones a foros y convenciones internacionales. Él como su empresa en reiteradas ocasiones demostraron estar consustanciados con el Leonismo de nuestro país y, según se nos informó, fue quien impulsó y financió en buena parte los primeros números de esta publicación. Su primera edición vio la luz en Noviembre-Diciembre de 1979, era de carácter bimensual, contenía treinta páginas y se publicó hasta 1987 para dar paso a la Revista Lions en español editada por Argentina. Su Director fue el PID Luis Murad, acompañado en esta actividad por un grupo de prestigiosos Leones que le prestaron una importante colaboración.

* La Revista Lions en español

La misma fue un sueño del PID Pedro C. Botelli y su lanzamiento se concretó en Noviembre-Diciembre de 1987. Dependía de la Matriz Internacional a través de la División de Relaciones Públicas y su Director también fue el PID Luis Murad. quien en dicha oportunidad contó con el apoyo de un calificado Comité Ejecutivo En esta publicación era obligatorio imprimir determinadas informaciones que eran suministradas por la Asociación Internacional, tales como Mensajes y viajes del Presidente Internacional, resoluciones de la Convención Internacional y de la JDI, etc,. El resto de su contenido era de libre disponibilidad pero no obstante esa parte era vigilada de cerca por la Matriz Internacional, aunque la misma nunca formuló observación alguna. La edición constaba de unas treinta páginas y el material de propia elaboración incluyó notas a Presidentes Internacionales y figuras leonísticas de este nivel, que se concretaron especialmente en entrevistas celebradas en diversos FOLACs. También se hicieron notas con figuras extra leonísticas tales como Juan M. Fangio, el conocido fotógrafo Ricardo Alfieri, el Presidente de la Nación Dr. Carlos Menem y el Director del Hospital Ricardo Gutiérrez, Dr, Luis Becú, entre otros.

Esta publicación comenzó editándose solo en el ámbito del Leonismo de Argentina pero de inmediato se extendió al de varios países limítrofes. En Marzo-Abril de 1988 se incorporó el Leonismo chileno; en Julio-Agosto de 1990 Uruguay y en Marzo-Abril de 1991 lo hizo Paraguay, llegándose a imprimir en conjunto 20.000 ejemplares por edición. Acota el León Murad que esta Revista que dio alcance mundial a nuestro Movimiento local duró siete años y nunca le costó un solo centavo al Leonismo Argentino. Con el Nª 39 de su VII Año cuando era editada a todo color con treinta y dos páginas, por decisión de la 30º Convención Nacional de Córdoba en 1994, por las razones allí expuestas se dejó de publicar.

* La página Web del Distrito Múltiple “O”

Habiendo abordado algunos aspectos significativos del desarrollo de la comunicación dentro del Leonismo Argentino, para completar el análisis debemos referirnos al aprovechamiento de una singular herramienta facilitada por el actual y vertiginoso progreso tecnológico como es el caso de Internet. Al respecto merece mencionarse que apremiada por las exigencias derivadas de su magnitud funcional y operativa nuestra Asociación fue ajustando su desenvolvimiento progresivamente procurando incorporar los adelantos que en forma renovada ofrecía el mercado y de esa manera optimizar su funcionamiento. Conociendo los atributos que han caracterizado la conducción superior de nuestro Movimiento eso lleva a pensar en la existencia de un plan estratégico diseñado con el objeto de que la organización en su conjunto receptara las ventajas que era posible obtener de la asombrosa evolución experimentada por la sociedad en materia comunicacional. En tal virtud a dicho proceso de actualización se sumaron no solo los Clubes de Leones sino también los Distritos, razón por la cual respondiendo a esa orientación de perfeccionamiento y actualización el Distrito Múltiple “0” adhirió a esta actitud progresista y en su oportunidad creó y llevó adelante con particular éxito su página Web.

El León Pedro Mario Marrello me ha informado que en este tema se comenzó por tratar de crear conciencia al respecto explicando en charlas informales las bondades del sistema y que en esta tarea “...contábamos con el gran apoyo de nuestro PID “Titi” Marinelli quién fue uno de los pioneros, junto a los CCLL G. Gendelman, J. Rosini, G. Redondo, S. Alapont y un servidor”. En Julio de 1997 en el Distrito “0” 1 siendo Gobernador Francisco Fettarappa se creó la primera Asesoría de Gabinete de Internet, “y de ese modo el Leonismo Argentino ingresaba institucionalmente en la era cibernética, adaptándose sin rodeos a los cambios que imponía la llegada del nuevo milenio”. Dentro de ese proceso ya se visualizaba la idea de difundir el Leonismo a través de un sitio Internet y en 1999 el Consejo de Distrito Múltiple "O", presidido por el PDG Juan C. Cid impulsó oficialmente la iniciativa. Poco tiempo más tarde, el 21 de diciembre de ese año la Pagina Web del Leonismo Argentino alumbró con felicidad y pasó a ocupar un lugar propio en la historia del ciberespacio.

El León Marrello sintetiza la etapa siguiente en estos términos: “Desde entonces en este sitio se puede encontrar la más variada información Leonística actualizada, desde libros Leonísticos, escritos por Leones de prestigio internacional, como el Dr. Tito Rocchetti, Programas y Obras de ayuda, Direcciones y enlaces a otros sitios. Además, posee la biblioteca de instrucción leonística más grande del mundo y numerosas secciones de interés en las cuales intervienen Leones muy reconocidos por su gran capacidad. Contabilizando a Marzo de 2005 cerca de 22.000 visitas de Leones y personas de todo el mundo, la Web del Leonismo Argentino acumula en su corta trayectoria cuatro Premios Internacionales: en 2002 Primer Premio en la Convención Internacional de Osaka, Japón. En ese mismo año obtuvo el Premio Golden Excellence Award, otorgado por el Múltiple District 105 de Inglaterra. En el año 2003 obtiene el Lion Net Award Winner y el último premio obtenido fue la Mención de Honor en la 87ª Convención Internacional de Detroit – Winsor, en Julio de 2004.” En mi opinión además del reconocimiento a todos los que de una u otra manera ayudaron a la concreción de esta Página Web merece una mención especial el aporte que sobre el particular efectuara con maestría el León Pedro Mario Marrello para que alcanzara excelencia, esfuerzo compartido que condujo a lograr un resultado óptimo que con justicia mereció los elogios y distinciones antes mencionadas.

Como colofón de este repaso de nuestro acontecer comunicacional apuntamos que el empleo de los diferentes medios de información en nuestro Movimiento implicó lógicamente asumir las responsabilidades de su correcto empleo, especialmente porque en el caso del Leonismo merece especial atención lo concerniente a la transmisión y preservación correcta de su imagen, rica en valores y realizaciones, lo que requiere como norma que el mensaje además de sincero no genere dudas y sus ingredientes sean creíbles. Por eso con satisfacción consideramos que estas reglas no escritas en el caso del Leonismo Argentino siempre fueron observadas en forma satisfactoria.

12. La personería jurídica del Múltiple “O”

A nuestro pedido el PID Luis Murad nos amplió con precisiones nuestra información sobre un episodio que en 1978 tuvo como protagonista al Club de Leones de San Antonio de Areco que en el mes de Febrero de ese año organizara los corzos locales de carnaval. En ese evento había alquilando por contrato stands que funcionaron en el mismo y, accidentalmente en uno de ellos un asistente recibió una descarga eléctrica y si bien se retiró del lugar sin consecuencias luego inició juicio por lesiones, lucro cesante y daño moral contra el contratista del stand, el Club de Leones y contra todo aquel que correspondiere. Como la entidad no contaba con personería jurídica el demandante extendió su reclamo a los integrantes de su CD. Luego de distintas instancia la cuestión llegó a la Corte Suprema de Justicia en apelación en virtud de que las decisiones judiciales beneficiaban al demandante. En ese estado en la Convención Nacional realizada en 1984 en Mar del Plata se analizó la situación que se derivaría en caso de un nuevo fallo adverso y en previsión de que ello ocurriera se decidió otorgar al Club damnificado un subsidio. Todo esto sin perjuicio de continuar las gestiones ante el seguro general contratado por nuestra Asociación Internacional. Por fortuna la Compañía de Seguros asumió la cobertura del riesgo y con ello solución definitiva a este delicado problema.

Lo ocurrido motivó que se originara de inmediato una amplia campaña aconsejando a los Clubes de Leones que carecían de personería jurídica que la gestionaran a la brevedad en prevención de cualquier eventualidad similar. Este hecho también hizo reflexionar sobre los riesgos derivados de la carencia de personería jurídica del Múltiple “0” y atento a las dificultades legales que planteaba por sus características institucionales se encomendó a un grupo de Leones versados en el tema estudiar y aconsejar sobre cómo obtenerla. Al respecto merece recordarse que uno de los Leones que mostró particular preocupación y desplegó un esfuerzo singular en ese sentido fue el PDG Juan Roque Polito, del Distrito 04.

De acuerdo a los antecedentes proporcionados por el PDG Oscar Luis Dufourquet, Pte. del Consejo 2004-05, la Asociación Leonismo Argentino se constituyó el 15 de octubre de 1988 y luego de múltiples gestiones y estudios para ajustar la gestión a fin de encuadrarla a las exigencias oficiales pertinentes, finalmente se presentó el pedido correspondiente ante la Inspección General de Justicia, iniciándose así el Expediente C. 1.508.084. Este Organismo luego de los trámites pertinentes y de requerir algunas modificaciones al proyecto original para dar satisfacción a los requisitos del artículo 33, inciso 1) segunda parte del Código Civil, dictó la Resolución N° 001018. En ella por su artículo 1° dispuso que la Asociación Leonismo Argentino funcionara con carácter de persona jurídica y al mismo tiempo aprobó sus Estatutos. Respecto de éstos últimos dejó sentado que el texto del proyecto presentado que obraba de fs. 3 a 10 se aprobaba con las modificaciones que figuraban de fs. 17 a 19 y de fs. 22 y vuelta.

El proceso que culminó con esta aprobación no impide que la Asociación Leonismo Argentino ratifique dentro de la estructura de la Asociación Internacional de Clubes de Leones su ubicación como Distrito Múltiple “0” porque así corresponde considerado desde el punto de vista institucional.

13. La adquisición de la sede del Múltiple “0”

Las reuniones de trabajo del Consejo de Distrito salvo excepciones siempre se llevaron a cabo en la ciudad de Buenos Aires y cuando el Distrito “0” 4 construyó el edificio donde pasaron a funcionar su Gobernación distrital y su Fundación (Fundaleón) éste accedió a que en sus instalaciones el Consejo realizara reuniones plenarias con sus Asesores y otras motivadas por visitas leonística de nivel, Estas facilidades hicieron posible que allí se llevaran a cabo muchas sesiones de trabajo y otras destinadas a escuchar el mensaje de distinguidos visitantes leonísticos recibidos en Argentina.

No obstante que esto último cubría adecuadamente las necesidades más perentorias del Consejo en la materia la ausencia de una sede propia planteaba una serie de inconvenientes para su desenvolvimiento administrativo por lo que resultaba imperioso resolver este aspecto de la cuestión. En mérito a ello se buscó en forma insistente darle solución y un hecho que sirvió para allanar el camino fue que la Convención Nacional que se llevó a cabo en la ciudad de Mendoza en 1987 arrojó un superávit de importancia, el que se resolvió afectar para la adquisición de una sede para el Múltiple “0”. Esto fue complementado con otras medidas que hicieron posible que se concretara la adquisición de un inmueble situado en zona céntrica y de fácil acceso. En el mismo funciona actualmente la sede administrativa pero, como las comodidades de que se dispone son reducidas tal circunstancia conduce a la necesidad de continuar disponiendo de los ámbitos que el Distrito “0” 4 sigue facilitando en calle Jerónimo Salguero 939 de la ciudad de Buenos Aires.

En lo referido al trámite notarial de esta adquisición, consultada la fotocopia de la escritura N° 74 emitida el día 24 de abril de 1988 en la Capital Federal ante el Escribano Carlos E. Rodríguez, que fuera facilitada por el Presidente del Consejo 2004-05 PDG Oscar Dufourquet, se constata que en ella se registra la compra venta bajo el régimen de la Ley 13512 de Propiedad Horizontal de la Unidad Funcional N° 34 ubicada en el 9° Piso del inmueble ubicado en calle Sarmiento 1540 de la Capital Federal con una superficie de 39 m2. y fracción. La venta fue de la Sra. Hortensia M. Moretti de Giuffre a favor de Manuel A. Caro y Julio N. Carreras, por entonces integrantes del Consejo D. M. “0”, porque a esa fecha la Asociación Leonismo Argentino aún no contaba con personería jurídica. En virtud de ello, con posterioridad ante el mismo Escribano el 19 de mayo de 1990 por escritura N° 94 se protocolizó la aceptación de la mencionada compra a favor de nuestra Asociación. En esta operación de regularización de la titularidad de la sede los Leones Alberto R. Colombo y Juan M. Duhau comparecieron en su carácter de Presidente y Secretario de la Asociación Leonismo Argentino.
Especificando detalles de esta sede se reitera que está ubicada en Calle Sarmiento 1542 Piso 9º Oficina 34 Código Postal 1042 Tel.Fax (54-11) 4582-7152 / 4351-5689 E-mail: distrito@speedy.com.ar

14. Consideraciones finales

Uno de los propósitos al realizar esta semblanza de la trayectoria histórica de nuestro Leonismo fue dejar constancia del agradecimiento a los hombres, mujeres y jóvenes de ambos sexo que de alguna manera fueron protagonistas en la intención y acción de construir a través de nuestro Movimiento cosas y servicios destinados al bien común de la sociedad humana, porque además esas actividades se realizaron con generosidad y sensibilidad social plausible.

En la página 2 de mi folleto “Liderazgo leonistico” señalé que es importante considerar al León como un ser humano con sentimientos, emociones y prejuicios y que, como persona puede cometer errores. Y en un Movimiento de bien común que involucra a cientos de miles de personas tras objetivos humanitarios es importante destacar además que en esa identificación reclama de los asociados que éstos deben dar algo de si y demostrar méritos para gozar del prestigio de ser León. Lo que se ha relatado precedentemente pone en evidencia que dentro del Leonismo Argentino forman legión quienes compartieron esa identificación leonística y sintieron la necesidad espiritual de participar en la acción de servir. Y eso justifica que se rinda justo homenaje a quienes en ese devenir del tiempo fueron artífices para mostrar a la comunidad una singular trayectoria de servicios, sobre todo que lograrlo no fue cosa fácil porque su derrotero estuvo sembrado de preocupaciones, desvelos, esfuerzos y gran capacidad realizadora en pos del bien común.

El homenaje que tributamos incluye tanto a aquellos que fueron protagonistas de importancia dentro de este acontecer leonístico como también aquellos otros que en forma silenciosa y anónima brindaron su aporte, quizás no como funcionarios o conductores sino sencillamente pero sobre todo como Leones, porque su colaboración y apoyo fue decisivo para alcanzar esos logros que nos llenan de sincero orgullo Esta valoración la consideramos justa por que lo realizado en estos cincuenta años para honrar la filosofía de nuestro Movimiento es fruto de lo que aportaron los hombres, mujeres y jóvenes que lo integraron y con sensibilidad social se prodigaron para que el servicio comunitario leonístico fuera una hermosa realidad, en cantidad y calidad.

El Leonismo Argentino en estos cincuenta años cumplió un ciclo y su desenvolvimiento puede describirse con una línea ondulada, a semejanza de la que ilustra los ciclos económico. En estos últimos cuando se explican los movimientos de la curva se escuchan palabras tales como “crecimiento”, “expansión” y “auge económico” cuando la línea se muestra ascendente. Pero al llegar a su punto de inflexión y comenzar sentido descendente aparecen las expresiones “contracción” y “crisis”, La línea luego de tocar su piso rebota y al retomar el camino ascendente lleva a hablar de “recuperación”, “expansión”, etc., etc. Cuando decimos que el Leonismo Argentino en estos cincuenta años ha cumplido un ciclo pensamos que ya pasamos por los períodos de “crecimiento”, “auge” y la inversión del sentido de la curva cuando debimos soportar la “contracción” leonística que nos ha llevado a la situación actual. Y en esa comparación ojalá que ya hayamos tocado piso y con el esperado rebote del fenómeno leonístico la curva nos vuelva a mostrar el “crecimiento”, “expansión” y “auge” de nuestro Movimiento. Esos son mis mejores deseos y ojalá que así sea.

Leonísticamente.

PDG Dr. Tito L. Rocchetti

Santa Fe, mayo de 2005

ANEXO

A - Evolución jurisdiccional del Leonismo Argentino

Con el objeto de complementar lo historiado precedentemente e ilustrar mejor lo acontecido en el pasado reciente, estimo que resulta de interés leonístico agregar al mencionado material un conjunto de gráficas que muestran forma aproximada la estructura jurisdiccional que rigió en las sucesivas etapas del Leonismo Argentino durante el período 1955-2005, es decir, desde sus orígenes hasta el presente. Estas gráficas tienen como fuente una publicación en la que se hace referencia a un estudio cartográfico-estadístico realizado por el PDG Carlos Oberst. A través de ellas es dable apreciar dicha evolución y lo que implicó el proceso de sucesivos ajustes que se produjeron en lo concerniente a la distribución del ámbito institucional y funcional correspondiente a los Distritos que formaron parte de la organización jurisdiccional y operativa del Leonismo Argentino. Es decir desde que se configuró el Distrito Simple “O” y luego con las cambios que sufriera como consecuencia de las modificaciones experimentadas a través del tiempo en su configuración como Distrito Múltiple “O”.

Además, como elemento de referencia en lo relativo a la superficie y población que presuntamente abarcó cada Distrito dentro de este proceso dinámico de cambio, se incluye una información proporcionada sobre el Distrito Múltiple “O” en momentos que su estructura comprendía ocho Distritos Simples.

Evolución de la Estructura del Distrito Múltiple "O"

 

Período

Año 1959 al

30 de Junio de 1960

Período

1º de Julio de 1960

al 30 de Junio de 1962

Período

1º de Julio de 1962

al 30 de Junio de 1964

 

 

 

Período

1º de Julio de 1964

al 30 de Junio de 1966

Período

1º de Julio de 1966

al 30 de Junio de 1968

Período

1º de Julio de 1968

al 30 de Junio de 1993

     
 

Período

1º de Julio de 1993

a la actualidad

 
   
     

Superficie y población distrital

En el Boletín Nº 3 de la Asesoría de Extensión del Múltiple “O” en 1990 se dio a conocer un trabajo que informaba sobre conceptos mencionados en el título indicando cómo los mismos se distribuían entre los ocho Distritos que funcionaban por entonces. Si se tomaran esos datos como punto de referencia para considerar la distribución que hubiera correspondido a cada Distrito dentro de las estructuras jurisdiccionales por las que atravesara el Múltiple “O” los resultados no reflejarían en forma estricta la realidad, pero quizás ese ejercicio numérico en la asignación de los datos atribuidos a cada uno de los que se fusionaron podría servir como aproximación más o menos representativa de esa realidad. Desde esa óptica, y siempre teniendo en cuenta las posibilidades de error su uso sería útil para visualizar en forma tentativa las repercusiones que tales cambios estructurales produjeron en lo concerniente a superficie y población de cada jurisdicción leonística.

Superficie aproximada de cada Distrito

Distrito Superficie (Km2) Porcentaje
O1 339.278

12,2 %

O2 386.005

13,0 %

O3 1.143.209

40,9 %

O4 2.657

0,1 %

O5 701.133

25,0 %

O6 27.097

1,0 %

O7 115.482

4,0 %

O8 82.163

2,9 %

Población aproximada de cada Distrito

Distrito Población Porcentaje
O1 3.452.662

12,4 %

O2 3.156.048

11,3 %

O3 2.969.560

10,7 %

O4 7.087.058

25,4 %

O5 3.844.099

13,8 %

O6 3.444.745

12,4 %

O7 2.465.521

8,8 %

O8 1.488.876

5,2 %

B - Otras gráficas e informaciones

Complementando lo anterior y como detalle destina da a mejorar la información de los Leones en general se agregan tres esquemas funcionales. Uno que sirve para caracterizar la estructura básica del Consejo de Distrito Múltiple “O”; que puede ser tomado como referencia para visualizar cómo habría funcionado en lo fundamental en el pasado, sujeto claro está al número de Distritos que lo integraron en cada oportunidad.

Un segundo gráfico con igual propósito ilustra sobre lo que constituye la estructura funcional interna de un Distrito Sencillo. Y finalmente se incluye una gráfica del esquema oficial que refiere a la ubicación que ocupa la Gobernación de Distrito dentro de la organización de nuestra Asociación Internacional de Clubes de Leones.

Como acotación informativa se agrega una breve detalle de hechos relevantes ocurridos en la existencia de nuestra Asociación Internacional.

 

 

Presidente del Consejo

 
     

 

STAF

   

Vice

Presidente

   
       

Gobernador

Distrito O1

   

Gobernador

Distrito O2

   
       

Gobernador

Distrito O3

   

Gobernador

Distrito O4

   
       

 

 

Gobernador

Distrito O5

   
     
       

Vice

Gobernadores

   

Asesores

 

La Gobernación de Distrito dentro de la Asociación Internacional

 

Esquema de Estructura interna de la Gobernación del Distrito

Hechos relevantes en nuestra Asociación Internacional 

  • En el año 1917 en la ciudad de Chicago, Illinois, Estados Unidos es fundada por Melvin Jones la Asociación Internacional de Clubes de Leones.
  • El primer presidente de nuestra Asociación fue el León Dr. W. P. Woods, de Indiana, Estados Unidos.
  • El Leonismo adquirió carácter Internacional en el año 1920 cuando se fundó el primer Club de Leones en Canadá.
  • El servicio a las personas afectadas de la vista tomó gran impulso cuando en 1925 Hellen Keller desafió a los Leones para que se convirtieran en los “Caballeros de la Cruzada contra la ceguera”.
  • En 1945 se establecieron relaciones con Las Naciones Unidas, contribuyendo a la creación de las secciones de Organizaciones Civiles en su Carta Constitutiva.
  • Durante los años cincuenta y sesenta se empezaron a fundar Clubes de Leones en Europa, Asia y Africa.
  • En 1957 se fundó el primer Club Leo.
  • En 1968 se estableció la Fundación Internacional de Clubes de Leones.
  • En 1975 se puso en marcha el Programa de Clubes de Leonas.
  • En 1985 se creó el programa educativo Lions Quest para la prevención de la drogadicción.
  • En 1987 se aprobó el derecho de las mujeres a integrar los Clubes de leones como socios con iguales derechos y obligaciones.
  • En 1990 se puso en marcha  el Programa Sight First.

C - Nómina de Gobernadores (1959 al 2005)

Distrito “O”
1959-60 José F. Moreno
1960-61 Horacio Miranda Pacheco

Distrito “O” 1
1961-62 Ricardo Amigorena (Mendoza)
1963-63 Carlos M Fernández Almeida (Mendoza) “Inculcar principios a la juventud”
1963-64 Dr. Julio Alvarez Suriani (Tucumán) “Con esfuerzo y desinterés, nosotros servimos”
1964-65 Enrique E. Amaya (Córdoba)
1964-65 Menelao A. Ginodis (Tucumán)
1965-66 Felipe Pina (......)
1965-66 José E. Viñes Eroles (La Rioja)
1966-67 José A. Osses Olmes (Córdoba) ”Auxiliar al desvalido y propender a la cultura”
1967-68 Miguel Matéu (Mendoza)
1967-68 Armando L. Miralpeix (Salta)
1968-69 Federico Jorge Panero (Córdoba)
1968-69 Ramón V. Jáuregui (Córdoba)
1969-70 Osvaldo A. Bearzotti (......)
1969-70 Guillermo S. López (San Juan)
1970-71 Julio César Bac (Mendoza) “Bondad, acción y comprensión”
1970-71 Rafael E. Prieto (Tucumán)
1971-72 Fortunato Remondino (Córdoba) “Diálogo para entendimiento y entendimiento para servir”
1971-72 José Alberto Cooke (Córdoba)
1972-73 Efrain Dante Giocolini (Mendoza)
1972-73 Raúl D. Luisi (Salta)
1973-74 Ricardo Cristal López (Córdoba)
1973-74 Juan Rivas Pelaes (Córdoba)
1974-75 Fernando R. Lara Maldonado (San Juan)
1974-75 Juan Carlos D´Angelo (Córdoba)
1975-76 Héctor Luis Moscón (Mendoza) “Con el esfuerzo de todos, lo haremos todo”
1975-76 Eduardo José Dip (Tucumán)
1976-77 Jorge Ignacio Moreno (Salta) “Practiquemos Leonismo con seriedad y responsabilidad”
1976-77 Dr. Osvaldo Enrique Arriaga (Mendoza)
1977-78 Gonzalo Doblas (San Juan) “Bregar en el Leonismo por un mundo más justo”
1977-78 Dr. Javier Praddaude (Córdoba) “Acción Leonística con fe y esperanza en un mundo mejor”
1978-79 Luis Remo Longo (Córdoba)
1979-80 Silvero Martin Fernández (Mendoza)
1979-80 Alberto David Dip (Tucumán)
1980-81 Vicente Jaime Alvarez (Córdoba)
1980-81 Agustín de la Vega (La Rioja)
1981-82 Tomás Hipólito Ureta (Mendoza)
1981-82 Oscar Rubén Gauna (S. del Estero) “Forjemos un Leonismo para ganar la paz”
1982-83 Roberto Vanzo Córdoba) “Leonismo, eslabón de paz y servicio”
1982-83 Esdras Luis Gianella (Salta) “Entendimiento y fe en unidad de acción”
1983-84 Antonio Adrián Mariño (Mendoza) “Unidos creceremos en servicio y unidad”
1983-84 José Emilio Enrico (Tucumán) “Humildad, comprensión y amor para reencontrar la paz”
1984-85 José Andrés Rovezzi (Córdoba)
1984-85 Antonio Martínez de la Torre (San Juan) “El servicio con amor es alegría”
1985-86 José Alejandro Hoffmann (Mendoza)
1985-86 César Kaplún (Salta) “Servir con humildad, amor y amistad”
1986-87 Egar Ramón Lambertini (Córdoba) ”Compromiso es la valentía de no ser indiferente”
1986-87 Norberto López Festa (Tucumán)
1987-88 Raúl Alberto Sánchez (Mendoza “Hermanados en el servicio”
1987-88 Dr. Julio C. Alvarez Suriani (Tucumán) “Con esfuerzo y desinterés nosotros servimos”
1988-89 Héctor José Salvadeo (Córdoba) “Firmeza en la amistad y amor en el servicio”
1988-89 Mario Hugo Palacio (Córdoba) “Sembrando Leonismo cosecharemos más servicio”
1989-90 Dr.Antonio Fonollá (Mendoza) “Crecer en servicio y amistad”
1989-90 Luis Jorge Anea Navarro (San Juan) “Nosotros servimos”
1990-91 Norberto Miguel Cantarero (Córdoba) “Crecimiento, amistad, servicio”
1990-91 Dr. Ricardo M. D. Moreno (Catamarca) “Nosotros servimos con fe y alegría”
1991-92 Domingo Marcheta (Mendoza) “Leonismo verdad, voluntades en servicio”
1991-92 Bernardo E. Blanc (Salta) “Con amor y humildad servimos a la comunidad”
1992-93 Carlos A. Clemente (Córdoba) “Ningún lugar está lejos cuando el servicio nos hermana”
1992-93 Bernardo E. Blanc (Salta) •”Con amor y humildad servimos a la comunidad”
1993-94 Dr.Ramón Victor Reynoso (S. del E.) “Servir para servir”
1994-95 Isaac Barchilón (Mendoza) “Vivamos la alegría de servir”
1995-96 Eduardo T. Ojeda Suñen (Tucumán) “Servir con amor en amistad”
1996-97 Carlos A. Scandogliero (Córdoba) “Amistad, sustento del servicio”
1997-98 Francisco R. Fettarappa (Mendoza) “Generosos y benévolos, seremos activos realizadores de nuestro compromiso de servir”
1998-99 Eduardo Ignacio Delgado (La Rioja) “Leones con amor por el servicio”
1999-00 Federico A. Gabrieli (Córdoba) “Juntos en equipo por el camino del amor”
2000-01 Adelmo Emil Pesce (Mendoza) “Unión, participación, solidaridad, servicio”
2001-02 Alberto García Conchillo (Salta) “Capacitación y calidad para crecer en el servicio”
2002-03 María Regina Moyano
2003-04 César Washington Andrada “Juntos podemos”
2004-05 Hugo José Bo “Leonismo: un estilo de vida”

Distrito “O” 2
1960-61 Dr. Aníbal Filiberti (Santa Fe)
1961-62 Enrique Gamerro (Santa Fe)
1962-63 Pablo Boschetti) (Chaco)
1963-64 Ramón del Arco (Santa Fe)
1964-65 José M. Soljancic (Misiones)
1965-66 Dr. Carlos A. Demartini (Santa Fe)
1966-67 Julio Glaserman (Santa Fe)
1967-68 Romeo C. Prono (Santa Fe) “Instruir para afianzar”
1968-69 José Negrete (Chaco)
1968-69 Jorge Hadad (Santa Fe) “Amistad y entendimiento”
1969-70 Alejandro Abraham (Corrientes)
1969-70 Naun Erijimovich (entre Rios)
1970-71 Néstor A. Carrara (Santa Fe)
1970-71 Luis S. Tizón (Santa Fe)
1971-72 Raúl A. Eguiazú (Santa Fe)
1971-72 Ricardo Vermiglio (Santa Fe)
1972-73 Guillermo Matos (Santa Fe) “Mas que dar, damos”
1972-73 J. Armando Capello (Santa Fe)
1973-74 Jorge Fermín Glaría (Entre Rios)
1973-74 Julián Vallejos (Chaco)
1974-75 Miguel A. Aponte Albertini (Formosa)
1974-75 Gerardo R. Pire (Santa Fe)
1975-76 Mecildo Riestra (Santa Fe)
1975-76 Dardo R. Cumini (Chaco)
1976-77 José S. Pedrotti (Misiones)
1976-77 Salvador Pérez Valderrama (Santa Fe) “Lealtad, Nacionalidad, Entendimiento, Servicio”
1977-78 Dr. Tito Leopoldo Rocchetti (Santa Fe) “Identificación leonística, Organización y Servicio”
1977-79 Justo D. Olmedo (Santa Fe) “Comprensión, voluntad, servicio”
1978-79 Dr. Alejandro Vasallo Oré (Santa Fe) “Haz de cada León un amigo y se de tu comunidad un servidor”
1978-79 Juan Antonio Rosell (Santa Fe) “Servicio y amor, por un Leonismo mejor”
1979-80 Américo L. Stoffel (Santa Fe)
1979-80 Rodrigo Tubio (Santa Fe)
1980-81 Aniseto Chapero (Chaco) “Practicando Leonismo darás a la vida, honorable sentido humano”
1981-82 Dr. Tito L. Rocchetti (Raúl Galla) (S. Fe) “Identificación leonística, Organización y Servicio”
1981-82 Alberto Manavella (Santa Fe) “Leonismo en paz y con amor”
1982-83 Fernando José Cecarelli (Chaco)
1982-83 Manuel Ortiz (Santa Fe)
1983-84 Eros. J. A. Faraudello (Santa Fe)
1983-84 Gabriel J. Harraca (Santa Fe) “Confraternidad, Amistad, Servicio”
1984-85 Dr. Roberto Aníbal Romero (Misiones) “Unidos en amistad afianzaremos el Leonismo”
1984-85 Carlos A. López Bazán (Santa Fe) “No claudicar”
1985-86 Juan H. Fernández (Santa Fe) “Sirve y ve que el servicio es alegría”
1985-86 Rubén Francisco Nápoli (Santa Fe)
1986-87 Dr. Hipólito C. de J. Vernengo (Ctes) “Leonismo para la Paz y el Entendimiento”
1986-87 Juan Leopoldo Salatin (Santa Fe) “Conducta, amistad, servicio”
1987-88 Adelmo Dante Taca (Chaco)
1987-88 Miguel Angel Bruno (Santa Fe) “Compromiso y acción”
1988-89 Norberto R. Fontana (Santa Fe) “Unid os en el Leonismo para servir”
1988-89 Carlos P. Sanserri (Chaco) “Siempre es tiempo de Leonismo”
1989-90 José Maria Cafaro (Santa Fe) “Vivamos plenamente la alegría de vivir”
1989-90 Eduardo Asueta (Entre Ríos)
1990-91 Néstor. R. Leonardi (Santa Fe) “Renovemos cada día nuestro compromiso de amistad, solidaridad y servicio”
1990-91 Julio Wasser “Santa Fe)
1991-92 Walfrido Enrique Vieira (Misiones) “Leonismo con convicción, Leonismo para la paz”
1991-92 Néstor Almirón (Santa Fe)
1992-93 Carlos Marcelo Orce (Chaco) “Nosotros servimos”
1992-93 Mario Marcucci Guma (Santa Fe) “Continuidad en la acción para seguir creciendo”
1993-94 Edgardo Enrique Urquiza (Entre Ríos) “Somos según servimos”
1994-95 Luis Antonio Del Zopo (Santa Fe) “Participar es la manera de integrarse”
1995-96 Raúl A. Rodríguez (Santa Fe) “El privilegio de pertenecer nos compromete a unirnos para servir”
1996-97 Oscar Machicote (Chaco) “Leonismo: sentimiento en acción”
1997-98 Tomás Cubilla (Corrientes) “Crecer para servir mejor”
1998-99 Adolfo Salvatierra (Misiones) “Leonismo espléndido con acción y amistad”
1999-00 Claudio Fermín Riestra (Santa Fe) “Leonimo es familia”
2000-01 Alberto Jacobson (Santa Fe) “Leonismo para el tercer milenio”
2001-02 José Cima (Corrientes) “Faro de esperanza y servicio solidario”
2002-03 Jorge Bortolozzi (Santa Fe) “Compromiso y Oportunidad”
2003-04 Daniel E. Acevedo (Chaco) “Hagamos que lo imposible sea posible”
2004-05 Oscar Bernaldo Fernández (Entre Ríos) “Trabajo, esfuerzo y perseverancia para crecer”


Distrito “0” 3
1962-63 Alcides Rossi Montero (Bs. As.)
1963-64 Dalmiro L. Díaz Mallea (Bs. As.)
1964-65 Enriqur R, Febbraro (Bs. As.)
1965-66 Edgar R. Ferrarece (Bs. As.) “Amistad y Servicio”
1966-67 Esc. Leopoldo H. Bernard (Bs. As.) “Mas Leones más Servicio”
1968-69 José Maria Olivares (Rio Negro) “Servir en libertad con amor y tolerancia”
1969-70 Rodolfo Alfredo Marinelli (La Pampa) “Fuerza en la amistad y amor en el servicio”
1970-71 Walter E. Boccia (Bs. As.) “Procuremos hoy con el Leonismo, un Leonismo mejor”
1971-72 Carlos A. Larceri “Trabajo, Amistad, Servicio”
1972-73 Ing. Jaime Araoz (Bs. As.) “En amistad hacia el sur”
1973-74 Alfredo Podlesker “Paz social con obras de servicio”
1974-75 Carlos E. Sáez (La Pampa) “La comunicación es la base del entendimiento, la amistad el servicio”
1975-76 Oscar Adolfo Barcia “Leonismo es amistad movilizada en función de servicio”
1976-77 Jorge Siomar Bide “Amor, Amistad, Servicio”
1977-78 Carlo Nazzani (Bs. As.) “Conducta y actividad para un Leonismo dinámico”
1978-79 Vicente P. Laurenzano (La Pampa) “Crecer en amistad para multiplicar el servicio”
1979-80 Mauricio A, Fernández (Bs. As.) “Servimos porque somos, creemos porque amamos”
1980-81 Dr. Alberto R. Cobarrubias (Bs. As.) “Clubes integrados para un mejor servicio”
1981-82 César Amando Davis (Bs. As.) “Con amistad y amor, nuestro servicio será mejor”
1982-83 Edgar E. Buide (Bs. As.) “El Leonismo de pie por la Patria”
1983-84 Dr. Francisco A. Tourné (Bs. As.) “Dar sin esperar”
1984-85 Hugo Francisco Maglieri “Vivamos plenamente el servicio”
1985-86 José Raúl Fabi (Río Negro) “Una familia integrada en actitud de servicio”
1987-87 Néstor Oscar Valencia (Bs. As.) “Afianzando el crecimiento multiplicaremos el servicio”
1987-88 Jorge Barrilli (Río Negro) “Crecer con vigor para servir mejor”
1988-89 Hugo V. Del Palacio (Bs. As.) “Unidos en la amistad, con amor al servicio”
1989-90 Armando C. Viotti (Río Negro) “Vivir para servir”
1990-91 Dr. Jorge Horacio Peri /Bs. As.) “Fortalecernos para servir mejor”
1991-92 Ing. Juan R. Pené (Bs. As.) “Bajo la Cruz del Sur, nosotros servimos”
1992-93 Miguel Angel Moyano (Bs. As.) “Serviremos mejor creciendo con calidad”
1993-94 Horacio Wolf (Neuquén) “Leonismo en amistad y servicio”
1994-95 Ismael Oscar Issin (Bs. As.) “Unidos en amistad para fortalecer el crecimiento”
1995-96 Francisco Vitale (Bs. As.) “Proyectemos con humildad el servicio”
1996-97 Lionel Jiménez (Bs. As.) “Fuerza para crecer, amor para servir”
1997-98 Jorge Crudele (Bs. As.) “Unidos en amistad servimos mejor”
1998-99 Manuel Pérez Castro (Chubut) “Con fuerza y amor por un Leonismo en armonía”
1999-00 Carlos Alberto Bruno (Río Negro) “Compromiso asumido para un Leonismo significativo”
2000-01 Ernesto Gianelli (Bs. As.) “Leonismo, destello hacia el futuro”
2001-02 Ricardo Rodolfo Cacace (Bs. As.) “Pertenecer con esfuerzo por la amistad y el servicio”
2002-03 Carlos María Jiménez (Bs. As.) “Afianzados en nuestro pasado, construimos el presente”
2004-05 Diego González Victorica

DISTRITO “0” 4
(Todos los Gobernadores fueron de la provincia de Bs As)

1964-65 C arlos R. Argimón
1964-65 Dr. Pedro C. Botelli
1966-67 Vicente Cappaso
1967-68 Ernesto J. Pons
1968-69 Esc. Enrique Raúl Bottini “Servimos a la comunidad en el mutuo entendimiento y sin medir nuestro esfuerzo”
1960-70 Dr.Raúl Oscar Abad “Hermanados leonísticamente en bien de la comunidad argentina”
1970-71 Amador Calviño Alonso “Unidos fraternalmente con sincera amistad, consolidando nuestros esfuerzos al servicio de la comunidad”
1971-72 José María Pazos
1972-73 Carlos A. Alonso “Leonismo es conducta”
1973-74 Héctor Pérez Catella “Con amor y solidaridad servimos a Dios, la Patria y la Familia”
1974-75 Mario A. De Luca “Demos más”
1975-76 Carlos Chavez “Leonismo es esperanza y fe”
1976-77 Dr. César R. Verrier “Leonismo es comprometerse y realizar”
1977-78 Roberto A. D´ Elia “Mientras haya bondad habrá servicio”
1978-79 Julio César Sebastiano “El Leonismo haciendo realidad una esperanza”
1979-80 Miguel Iovino “Leonismo haciendo una realidad a una esperanza”
1980-81 Juan Roque Polito “Encuentro de solidaridad y amistad en el ideal de servicio”
1981-82 Arturo Nicolás Machi “Mañana es ayer, sirvamos hoy”
1982-83 Pedro Carpanelli “Leonismo, la oportunidad de servir”
1983-84 Jorge Angel Bottaro “Leonismo, milagro que perdura en el tiempo”
1984-85 Víctor Rodolfo Di Capua  “Leonismo, solidaridad en acción”
1985-86 Jorge Roberto Carlés “Difundamos más, para ser más, para dar más”
1985-86 José Benito Cerezal “Servicio es dar a tiempo”
1986-87 Francisco A. Taboada  “Leonismo es un buen camino para darle sentido a una vida”
1987-89 Alfredo F. Garavano “Construyamos a través del amor”
1989-90 Jorge Antonio Varese “Compromiso y responsabilidad para transitar en paz un camino de servicio”
1990-91 Edgardo Lemos “Leonismo es servicio en Paz y Amistad”
1991-92 Mario A. Lupardo “Servir es vivir”
1992-93 Miguel Angel Carrillo
1993-94 Julio Malnati “Solidaridad y Grandeza”
1994-95 Osvaldo Gentile “Confraternidad y Fe”
1995-96 Eduardo A. Gallardo “Leonismo es amistad y servicio”
1996-97 Jorge Bonavera “Ser más para servir mejor”
1997-98 Pedro Añeman “Construir en amistad”
1998-99 Onell E. Lanfranco “Acción y Difusión”
1999-00 Luis M. Carid “Con fe en el futuro con cara al 2000”
2000-01 Héctor Panzitta “Unidad y crecimiento”
2001-02 Juan Castagnone “Leonismo, Proyecto de vida del Siglo XXI”
2002-03 Esther Nieves Castañon “Unión y Entendimiento”
2004-05 Osvaldo De la Mano


DISTRITO “0” 5
1966-67 Dr. Luis Murad “Trabajo sincero para un servicio mejor”
1967-68 Dr. Miguel Arturo Cáceres “Con entendimiento, amistad y servicio”
1967-68 Rubén Calonge “Promover la amistad y practicar el servicio como norma de conducta”
1968-69 Oscar F. Carrasco “Juventud: Aquí nuestra mano”
1968-69 José Alcobé “Consolidar la amistad y servir a la comunidad”
1969-70 Dr. Roberto Herrera Lizarralde “Unión y amistad para servir”
1969-70 Juan Carlos Laresca “Trabajar en unidad en bien de la comunidad”
1970-71 Francisco Di Biase “Diálogo y comprensión para la tarea en común”
1970-71 Serafín Martínez
1971-72 Roberto Llames Massini “Leones!... Brillante luz de esperanza en el mundo”
1971-72 Héctor M. Alvarez Serantes
1972-73 Juan José Parotti “Con amistad, servicio y mística leonística”
1972-73 Ernesto Canessa “Amistad y trabajo es Leonismo”
1973-74 Isaac Zima “Amor, Libertad, Amistas, Servicio”
1973-74 Dr. Horacio José Basso
1974-75 Juan B, D’Atri “Fe y vocación servicio para más”
1974-75 Francisco Humberto Vaccaro “Difundir para crecer en amistad y servicio”
1975-76 Ricardo Mallo “Amistad y servicio con comprensión y tolerancia”
1975-76 Roberto Rodríguez Claverie
1976-77 César Emilio Balean “Que la llama encendida del Leonismo, ilumine el camino de la paz”
1976-77 Dino F. Muschietti “Un Leonismo activo para un mundo mejor”
1977-78 Carlos R. Finnemann “Leonismo; amistad y servicio, paz y trabajo”
1977-78 Eberto J. Fromet
1977-78 Raúl César Oliva “Leonismo es servicio y futuro de paz en nuestras manos”
1979-80 Omar Luis Petrate
1979-80 Rosendo G. Iglesias “Más vida en tu vida”
1979-80 Andy Coward
1980-81 Dr. Manuel A. Jiménez “El que no vive para servir no sirve para vivir”
1980-81 Oscar Luis Dufourquet “Leonismo; manifestación de amor al servicio de los hombres”
1981-82 Humberto D´Amico “Espíritu de tolerancia y mutuo entendimiento para servir mejor”
1981-82 Guillermo J. Valderrama “Crecer en familia para seguir con amor”
1982-83 Manuel Estévez “La paz y la amistad en el mundo se logra con amor”
1982-83 Dr. Iván Aníbal Gambra “Leonismo también es soberanía”
1983-84 Dr. Sergio Luis Brola “Una filosofía de vivir que es compromiso”
1983-84 Alberto R. Colombo “Leonismo por un entendimiento universal”
1984-85 Oscar Martín Redín “Servir con amor es más servicio”
1984-85 Francisco Castelletti “Organización para un mejor servicio”
1985-86 Juan Carlos Cid Servir para servir”
1985-86 Elisardo F. Troncoso “Amor y fe en el servicio”
1986-87 José Pascual Furchi “Servicio y amor en un mundo de paz”
1986-87 Juan Manuel Duhau “Leonismo unido y un mundo de paz para servir mejor”
1987-88 Dr. Enrique Siffredi “Porque dando se recibe”
1987-88 José Alcobé “Para un futuro mejor, trabajo y servicio con fe, amor y paz”
1988-89 Manuel Antonio Caro “Brindarnos con alegría”
1988-89 Julio N. Carreras “Crecer para servir mejor”
1989-90 Carlos E. Grassini “Nosotros servimos por un mundo mejor”
1989-90 Dr. Héctor García Cosentino “Crecer en amistad para servir con amor”
1990-91 Carlos Oberst “Crecer para un mayor y mejor servicio”
1990-91 Carlos Ernesto Polo “Vivamos la esencia del Leonismo para lograr el crecimiento deseado”
1991-92 Dr. Félix Luis Boris “Sentimientos para el cambio”
1991-92 Osvaldo Pérez Battaglia “Por un Leonismo sincero, fraterno y solidario”
1992-93 Ing. Jacobo Plenich “Juntos servimos mejor”
1992-93 Oscar Nelson Fabiano “Unidos con esfuerzo fortaleceremos nuestro crecimiento”
1993-94 Julio Scioscia “Unidad y amistad para servir”
1994-95 Antonio Destéfano “Amor y solidaridad para servir al semejante”
1995-96 Laura S. de Szakiel “Corazón y garra para honrar la vida”
1996-97 Jorge Escalante “Leonismo en unión, fe y amistad”
1997-98 Alberto Scioscia "Libertad, unidad, humildad”
1998-99 Julio C. Delgado ”Difundir hoy para crecer mañana”
1999-00 Nélida M. de Grassini “Tiempo de apertura, tiempo de ser más”
2000-01 Juan Carlos Hernández “Amistad, comprensión, amor, para servir y crecer”
2001-02 Juan Carlos Pozzi “Integración y protagonismo para el crecimiento”
2002-03 Luis Metri “Saber para poder Resolver”
2003-04 Rober Nicolás Di Renzo “Amistad y Entendimiento para Convivir, Esfuerzo para Servir y Difusión para Crecer”
2004-05 José Román “Creer, Crear, Crecer”
 

Fin

 

Recopilación para la Web del Leonismo Argentino

CL Pedro Mario Marrello