Modales en la mesa

Por: C.L.
 

En esta ocasión vamos a tratar ciertos aspectos de buenos modales, principalmente cuando asistimos a algún evento, y bien sabemos que los leones tenemos que asistir a muchos.


Generalidades básicas

Desde finales del siglo XVI, fecha en la que se comenzaron a utilizar los cubiertos, las modas han traído una serie de reglas aplicables a cualquier circunstancia.

  • Cada comensal debe tener un área de 60 cm. de diámetro a su alrededor en la mesa, para moverse con comodidad.

  • Nunca se debe de meter el asiento de la silla por debajo de la tabla de la mesa. Su borde no de be apenas rozar el mantel.

  • La mesa no ha de estar muy pegada a la pared, porque además de agobiar a los invitados, el personal de servicio -si lo hubiera- no podrá atenderlos como es debido.

  • Nunca se deben de utilizar vajillas, cristalerías o cuberterías rayadas o en mal estado.

  • Los elementos de la vajilla tienen que armonizar con los de la cubertería. De igual forma, el mantel debe ser acorde con el estilo del salón donde se sirve la comida.

  • Una buena comida jamás debe ser muy copiosa ni excederse en la bebida.

  • No es aconsejable colocar centros de flores olorosos o que dificulten la visión.

  • Los cubiertos se deben coger por la parte central.

  • La cuchara se introduce en la boca de frente y no de lado, aunque sin girar mucho la muñeca porque es poco elegante.

  • Nunca se debe usar el cuchillo para llevar comida a la boca, ya que además de resultar de pésima educación, puede ser incluso peligroso.

  • Con la mano derecha cogeremos la cuchara sopera, la de postre, la de café, la de moka (cuando el café se toma solo), el cuchillo de carne, la pala de pescado y el cuchillo de postre.

  • La mano izquierda nos servirá para manejar el tenedor de carne, el de pescado y el de postre.

  • En el caso de que una persona sea zurda, puede invertir el orden de uso de los cubiertos.

  • Hay que ser muy puntuales.

  • En el comedor, los hombres no se sentarán hasta que las señoras lo hagan.

  • El hombre deberá separar la silla a la mujer que se encuentre a su derecha cuando ésta se disponga a tomar asiento.

  • La señora deberá aposentarse en dos pasos, para que el caballero pueda acercarle correctamente la silla.

  • Una vez sentados, las manos quedan sobre la mesa, y no se empieza a comer hasta que la anfitriona lo haga.

  • Salvo una necesidad de primer orden, nunca nos levantaremos antes de que la anfitriona anuncie que se pasa a tomar café.

  • Si nos tenemos que levantar, se pedirán disculpas y se dejará la servilleta en el lado izquierdo del plato.

  • El pan se corta siempre con las manos.

  • La forma correcta de limpiarse la boca es llevando la servilleta a la mitad de la boca. No es correcto limpiarse en la comisura de los labios.

  • Al terminar la comida, la servilleta se dejará a la derecha del plato y sin plegar.

  • Los palillos jamás se deben de usar en una comida de protocolo.

Formas de servir la comida

La mesa puede adornarse con flores o con frutas al centro. En estas cenas los invitados se ubican en donde les parece bien y el servicio se hace en forma práctica.

Los platones se colocan en la mesa con las comidas y los invitados se sirven solos.
Si hay servicio doméstico, la mucama puede estar cerca del aparador donde están las bebidas para atender a los invitados si lo solicitan .

También se puede comenzar ofreciendo un aperitivo en la sala con una botana.
Las bandejas se colocan servidas cerca de los sillones; en mesitas auxiliares o rodantes.

En una mesa central la dueña de casa, ayudada por su esposo, preparará las bebidas a su gusto y igual de los invitados y distribuirá copas de coñac o de brandy, los vasos de coctel, vasillos de vermouth y otras bebidas como manzanilla, jerez, etcétera.

Después de esta primera parte, matizada con la conversación y música adecuada se pasará al comedor donde ya todo estará listo; puede servir una empleada comenzando por el invitado que está a la derecha del dueño de la casa.

Los platos se sirven por el lado izquierdo. Para servir verduras o legumbres diversas se ponen los platos más chicos que los de la carne.

Si la carne debe ser servida en rebanadas, debe llevarse a la mesa ya preparada, pero si la dueña de cada casa prefiere cortarla, lo hará en el platón que se colocará a su izquierda para después pasar a los invitados.

También hay una forma de servir la mesa que es tradicional y lo hace la dueña de la casa.
Los platos, en este caso, se colocan frente a ella que los sirve y ayudada por una empleada los pone frente a los comensales siempre por el lado izquierdo. Si no hay servicio los platos los pasan los mismos comensales.

Antes de servir el postre se quitan los saleros, las salseras, cestas de pan, vasos y copas que ya no vayan a utilizarse y después se sirven los postres con licor o con crema.
Si se prefiere se puede tomar el café en otro ambiente, pero si la cena es íntima, es mejor en la mesa.

Cómo se usan los cubiertos
Los cuchillos y los tenedores pueden ser usados a la manera norteamericana o continental, pero se ha generalizado hoy una combinación de los dos sistemas, que es muy adecuada.
De cualquier manera cuando no es necesario cortar el alimento, el tenedor se usa con la mano derecha. Los norteamericanos acostumbran a cortar toda la comida, dejar enseguida el cuchillo y tomar el tenedor y usarlo.

Cuando se usan los dos cubiertos, el tenedor se utiliza con la mano izquierda y se mantiene en ella. En Europa el alimento es empujado levemente por el cuchillo hacia el tenedor estando éste último en la mano izquierda.

Cuando se está comiendo, se debe tener buen cuidado de no tomar líquido con la boca llena y sin antes limpiarla con la servilleta.
Los cubiertos deben cambiar entre plato y plato únicamente cuando los comensales los crucen sobre los platos.
 

PREPARACION DE LA MESA PARA UNA COMIDA INFORMAL
Los cubiertos básicos son tenedores y cuchillos. A éstos para la comida, se les agregan cuchara para sopa y una pequeña para postre, que se lleva a la mesa en el momento de servir.

El mantel que se use depende de la ocasión, puede ser floreado o a cuadros pero no demasiado elegante.

El agua puede servirse en jarras y los vinos en sus respectivas botellas, el blanco puede mantenerse en mesa auxiliar en el hielo.

En el centro de la mesa se puede colocar un arreglo de flores o de frutas.

Se colocan también ceniceros pequeños frente al sitio de cada comensal que acostumbre fumar.

Los platos para mantequilla con su correspondiente cuchillo son indispensables.

La comida consta generalmente de cuatro platos que pueden ser: una crema o un caldo (preferentemente servido en tazones) o un entremés; luego una sopa seca.

También puede servirse un coctel de frutas. Dos platos más completan el menú: uno de pescado, carne o antojitos y naturalmente el postre.

Los platos para postre y los cubiertos necesarios son colocados en general, después de retirado el primer servicio, pudiendo mientras tanto, estar todo eso sobre el aparador o en mesita auxiliar para ser llevado prontamente a la mesa.

A veces la comida informal se sirve poniendo las bandejas con las viandas sobre la mesa, así como los platos y los cubiertos a un lado de ello; los invitados se sirven por sí mismos a su gusto. En estos casos no se sirve sopa y se procuran platos fríos.

Hay tres maneras de colocar el cuchillo para mantequilla. Cualquiera de ellas es correcta: depende del espacio que haya en la mesa. Cuando hay ensalada puede ser servida separadamente en pequeños platos o también acompañando al asado. También el platón de ensalada puede pasar de uno a otro de los invitados (al estilo francés).

En las comidas informales se acostumbra que el café o el té sean servidos en la mesa después de los postres. La comida informal es una excelente oportunidad para presentar platos simples que agraden a todos. Cena informal

Cuando se invita a una cena a algunos amigos íntimos o familiares no es necesario recurrir a cubiertos de plata ni manteles de hilo.

La sencillez y el buen gusto deben ser las premisas para el éxito de una reunión de este tipo.

El arreglo dependerá del tamaño de la mesa, de los platos que se sirvan y del número de invitados.

En una mesa redonda no muy grande se puede colocar un centro con flores, pero es poco práctico si la carne y las legumbres no son servidas a la francesa, es decir, llevadas en la fuente y pasadas de uno a otro de los comensales.

No son prácticos tampoco los candelabros en una mesa redonda; sólo cuando los invitados son cuatro.

Pueden colocarse todos los cubiertos en la mesa o dejarse en el aparador los platos y cubiertos de postre.

Los cubiertos y vajilla más usados son: platos de dos tamaños, tazón para caldo o cremas; dos cuchillos y cuchara para sopa. El tenedor para pescado puede colocarse si se incluye éste en el menú. Normalmente, también suele agregarse, plato de mantequilla y cubierto correspondiente; cenicero, cigarrillos, cerillas, copas para vino tinto y blanco, servilletas y los tenedores para carnes y pescado.

La comida informal es una excelente oportunidad para presentar platos simples que agraden a todos.

Cómo se sirve
En una mesa de este tipo (informal) cuando el invitado se sienta ya está el primer plato servido, por cuyo motivo la servilleta está a la izquierda junto a los tenedores.

Estas cenas a veces improvisadas, otras veces planificadas con poco tiempo antes, son muy variables. Pueden estar constituidas tanto por dos platos como por cinco.

La sopa puede servirse o no; puede reemplazarse por una entrada. Si se sirve sopa de crema, no debe hacerse en las tradicionales soperas.

Otra opción para estas mesas es cuando la ensalada es generalmente servida con los entremeses.

El cuchillo dependerá del tipo de ensalada y si se sirve o no el queso.

Los cuchillos son generalmente dos, uno para fruta si la hubiera y otro para la carne, pues la cena informal no consta de más platos.

Si la ensalada se sirve con queso, se necesita también un cuchillo.

Los tenedores son también generalmente dos: uno para la carne y la ensalada, otro para la fruta o el entremés; los tenedores se usan en una o dos ocasiones.

En las mesas informales se puede servir té o café, helados, pero no junto con el vino.

LA CRISTALERIA

En otras épocas, en todas las casas había un juego de cristal a veces se heredaba de generación en generación, se cuidaba mucho y se usaba sólo en las grandes ocasiones.

No obstante el cuidado prodigado, las piezas se quiebran por su fragilidad y el tallado que debe ser cuidado con exceso.

Actualmente las amas de casa deben ser más prácticas y, en caso de tener que comprar estos juegos, pueden ser reemplazados por el vidrio que actualmente se talla a mano y con tanta delicadeza como el cristal. Hay en venta en nuestro país variadas y bonitas colecciones de ese género.

Se considera que con una docena de copas de diversos tamaños, una docena de vasos para whisky, coñac, refresco, champaña, vinos, cerveza, etc., completa las copas indispensables para tener una mesa en cualquier oportunidad.

Reglas básicas para actuar de Invitado

En cualquier compromiso protocolario, tan importante es saber cómo organizarlo, siendo el anfitrión, como estar invitado. Para esto existen una serie de normas sociales, protocolarias o de etiqueta según se dé el caso, que exponemos a continuación:

1.- Comportamiento en la mesa:
Nunca se pasa al comedor hasta que no hayan entrado las personas de mayor representación, y si hay anfitrión, ésta es la primera que pasa y se sienta.

Buscaremos nuestro puesto por la indicación de las tarjetas con nuestro nombre.

Al pasarnos las fuentes durante la comida o la cena, hemos de servirnos deprisa, y al terminar el plato deben quedar los cubiertos en sentido perpendicular y paralelos entre sí.

No se empieza a comer hasta que lo haga el anfitrión. Tampoco es correcto levantarse de la mesa si el anfitrión no lo ha hecho.

2.- Regalos:
Flores: Si es la primera invitación y no existe una confianza grande con los anfitriones, se envían flores al día siguiente del convite, agradeciéndolo con una tarjeta. Si no lo es, sí resulta apropiado obsequiar con unas flores.

Chocolates: Es el mejor regalo que se puede ofrecer a una familia donde hay niños.

Botellas: No es correcto regalar botellas a no ser que estén muy interesados los anfitriones o bien se trate de algún familiar nuestro.

3.- Dar las gracias:
Se agradecen siempre todas las invitaciones, excepto bodas, bautizos y cóctel.

Si se envían flores al día siguiente del convite, se dan las gracias con una tarjeta adjunta al regalo o bien se llama por teléfono agradeciendo el banquete.

4.- Puntualidad:
En un banquete, como mucho, podremos retrasarnos de 8 a 10 minutos.

Si se prevé el retraso, se llama siempre al anfitrión de la fiesta, comunicando la hora de llegada.

Si no se puede asistir por cualquier imprevisto, se ha de avisar siempre con suficiente antelación

5.- Tarjetas de Visita:
Si en cualquier momento que vamos a ver a algún amigo o persona conocida a su casa, está ausente en esos instantes, dejaremos a la persona que nos reciba una tarjeta escrita con nuestro nombre y unas letras indicando el asunto por el que hemos estado.

Las tarjetas de visita también se usan para los pésames, con la parte izquierda doblada.

Suelen mandarse cuando se envían flores o algún regalo, agradeciendo en ella el motivo por el que hacemos el envío.

Varios Consejos:

  • No hay que llevar nunca sin avisar previamente, ni niños ni animales.

  • No hay que separar la silla de la mesa y empezar a imprimir un movimiento de vaivén.

  • No se ha de ayudar cuando nos sirven acercando el plato o la copa, ya que podría producirse una situación comprometida.

  • Si cae un cubierto al suelo, no hay que agacharse a recogerlo si hay personal de servicio.

  • Hay que observar la cantidad de comida que se sirvan los demás comensales, para servirnos la misma cantidad.

  • Si hay algún alimento que se desconoce o que no es de nuestro agrado, se ha de coger sólo una pequeña cantidad.

  • Hay que pedir las cosas; no se ha de pasar por delante de los otros comensales para cogerlas.

  • No se han de utilizar los propios cubiertos para servirse.

  • No se ha de insistir en querer ayudar, si la negativa de los anfitriones es convincente.

Ø Técnicas y trucos http://www.irestaurante.com/portal/trucos/default.asp