Misión: servir a los demás

Por: C.L. Magda Villarreal
Club de Leones de El Carmen, Nuevo León
Distrito B-3, México
 

Etimológicamente la palabra misión significa: ser enviado para algo.

El sentido profundo de toda misión en esta vida, plantea las siguientes preguntas fundamentales:

¿Qué sentido damos a nuestra existencia?

¿Para que fuimos enviados a esta vida?

¿Para qué o porqué vivimos?

Toda misión es acción, tarea, esfuerzo, compromiso y hasta sacrificio para ayudar a que los demás crezcan y para proporcionar a través de nuestra actuación un beneficio a otros, entendiendo desde luego que si esto se logra, los beneficiarios seremos nosotros mismos, de esta manera le damos un sentido trascendente a nuestra vida.


"Sólo una vida vivida para los demás, vale la pena ser vivida"
Albert Einstein.

 

Como misión nuestra propuesta es "Servir a los demás" Ya que es una misión que implica una lucha permanente contra nuestro egoísmo, pues servir a otros es amarlos, ponerlos antes que a nosotros, es anteponer el beneficio de los demás a nuestros gustos, tiempos, placeres y satisfacciones.


Y sólo cuando hayamos sido capaces de matar nuestro egoísmo,

podremos alcanzar la armonía y la paz.
Hermann Hesse.


El común denominador de toda misión es el término "servir" y si establecemos una relación entre los conceptos "visión" y "misión", quieren decir: "servir para mejorar este mundo".

Por lo general, utilizamos el término "servir" para significar algo que "hace el bien", que beneficia y es útil, que promueve el desarrollo y que mejora el estado o situación de alguien o de algo. Cabe aclarar que cometer errores no significa, necesariamente, que no servimos, recordemos aquella cita que dice: aprender y crecer a partir de nuestros errores es una virtud.

El pensamiento de este tema puede resumirse en una frase que creo que todos hemos escuchado alguna vez "El que no vive para servir, no sirve para vivir" y si le damos un toque místico y desde luego filosófico, aplicaríamos la siguiente frase:


Dormí y soñé que la vida era alegría.
Desperté y vi que la vida era servicio.
Serví y descubrí que en el servicio se encuentra la alegría.

Rabindranath Tagore.


Conclusión de toda visión y misión: como ser humano, he decidido influir positivamente en otros y servirles al mismo tiempo.