LA SOLIDARIDAD

Recopilado por: CL Ricaurte E. Saval R.

Panamá


Cuando dos ó más personas se unen y colaboran mutuamente para conseguir un fin común, hablamos de solidaridad.

La solidaridad es un valor de gran trascendencia para el género humano, pues gracias a ella no sólo ha alcanzado los más altos grados de civilización y desarrollo tecnológico a lo largo de su historia, sino que ha logrado sobrevivir y salir adelante luego de los más terribles desastres ( guerras, pestes, incendios, terremotos, inundaciones, etc.).

Es tan grande el poder de la solidaridad, que cuando la ponemos en práctica nos hacemos inmensamente fuertes, y podemos asumir sin temor alguno los más grandes desafíos al tiempo que resistimos con firmeza los embates de la adversidad.

La solidaridad, cuando persigue una causa noble y justa ( porque los hombres también se pueden unir para hacer daño ) cambia el mundo, lo hace mejor, más habitable y más digno.

«PARA SER SOLIDARIOS»

a.- Reflexionemos sobre la situación de todos aquellos menos favorecidos que nosotros, y no cerremos los ojos frente a sus problemas y necesidades.

b.- Si hay una causa en la que creemos y sabemos que podemos colaborar, no vacilemos en hacerlo.

«LA FALTA DE SOLIDARIDAD»

La falta de solidaridad denota indiferencia, egoísmo, estrechez de miras en cuanto a los seres humanos.

El que se niega a colaborar de manera entusiasta y desinteresada con quienes lo rodean en el logro de un objetivo común, renuncia a la posibilidad de unirse a algo mucho más grande y más fuerte que él mismo, en donde puede encontrar seguridad y apoyo, pues cuenta con el respaldo de sus compañeros, lo mismo que ellos con el suyo.

El individualismo exagerado conduce a la insensibilidad, a la ausencia de grandeza humana, y resta méritos y alegría a cualquier logro por grande que sea, pues no hay con quien compartirlo.

Otro tanto les sucede a quienes, contando con los medios para ayudar desinteresadamente a sus semejantes ( mediante oportunidades de trabajo, por ejemplo ), no se conmueven en absoluto por sus penalidades, ni hacen nada en absoluto para aliviarlas.

Estas personas nunca serán admiradas, ni queridas con sinceridad, ni sus posesiones y dinero tendrán valor humano alguno.

«OBSTÁCULOS PARA LA SOLIDARIDAD»

a.- El afán de destacarse pisoteando a los demás, con el convencimiento de que el mundo está hecho de ganadores y perdedores.

b.- La inclinación a creer que todo lo que no nos afecta de manera directa y personal, no es de nuestra incumbencia.