Reflexión sobre el SERVICIO

Por: CL Pedro Mario Marrello

Club de Leones de Mendoza

Argentina


Desde el preciso instante en que somos invitados a un Club de Leones, la palabra que más escuchamos es SERVICIO, a partir de ella comienza a gestarse nuestra historia dentro de la institución, esto ha sucedido con millones de personas desde la fundación del Leonismo.

Y a través de esa historia escuchamos, también leemos, numerosos artículos o frases sobre qué es servir, tales como:

  • Servir es sembrar.

  • Servir es repartir alegría, estima, admiración, respeto, gratitud, sinceridad, honestidad, libertad, fe, confianza, esperanza, amistad.

  • Servir es distribuir afecto, bondad, apoyo moral y también ayuda material.

  • Servir es dar con las manos, es dar con el alma, es dar .....siempre dar.

Desde 1917, la palabra SERVICIO, acompaña a nuestro movimiento, siendo testigo de su destacado protagonismo en favor de la vida. Participando como actora principal de trascendentes acontecimientos en beneficio del ser humano, derribando barreras incomprensiblemente levantadas por el hombre para separarse de sus hermanos, llegando con su mensaje de paz y esperanza, acercando a comunidades diferentes entre sí a través de gestos muy sencillos de buena voluntad.

Así encontraremos historias similares, dispersas a lo largo y a lo ancho del mundo, pero unidas entre sí, a pesar de las distancias, por un objetivo en común, esto es: "servir para la paz".

Junto con el crecimiento de nuestra Asociación, a través de los años se fueron dando vertiginosos cambios en el mundo, trayendo aparejadas tremendas dificultades y desigualdades sociales.

Con esta realidad que nos golpea día a día, que nos muestra al globalizado mundo de hoy, altamente informado merced a las novedosas tecnologías informáticas, y gracias a ellas se nos presentan no sólo estadísticas, sino también imágenes escalofriantes de regiones donde pululan los hambreados, donde crece alarmantemente la exclusión e inseguridad social, las guerras y el terrorismo ponen en serio riesgo la subsistencia de la raza humana.

Mostrándonos un planeta superpoblado, aumentando sin control, particularmente en comunidades donde los recursos alimentarios son escasos, prácticamente nulos; haciendo poco menos que imposible la supervivencia. Caldo de cultivo para la miseria, el hacinamiento y la ignorancia, en muchos casos el origen de crueles enfermedades o epidemias, que se nos presentan como enemigos implacables y la aparición de nuevos virus que luego se expanden por el mundo como un verdadero flagelo social.

Todo esto es, sin dudas, la cara opuesta de la dignidad.

Ante esta cruda realidad, el SERVICIO presenta estadísticas que encienden luces de alerta, ya que la tendencia a nivel mundial es declinante, estimulada por la reducción del compromiso religioso, la ruptura de las comunidades tradicionales y por si fuese poco, un notable aumento del individualismo.

Pero no nos equivoquemos, no todas las tendencias, sin embargo, obran en contra del servicio voluntario. El envejecimiento de la población, común en muchas partes del mundo, ofrece nuevas oportunidades de servir voluntariamente entre la nueva y crecientemente activa tercera edad. Para nuestros mayores, el servicio voluntario contribuye positivamente al proceso de "envejecer activamente" ayudando a los recién jubilados a ajustarse a la vida sin la estructura del lugar de trabajo y a mejorar su bienestar físico y mental.

En otro orden, debemos también integrar al servicio voluntario a personas con discapacidad para la participación en servicios voluntarios. Desafiando el estereotipo negativo de que las personas con discapacidad son receptoras pasivas de asistencia.

Lo mencionado nos expresa claramente que hay muchas personas en el mundo que están esperando deseosas nuestra invitación a servir.

He aquí el gran desafío de los Leones, quienes a través de 87 años nos fuimos extendiendo por el mundo, estableciéndonos en las comunidades dispuestos a defender con el servicio, la dignidad de aquellos que más lo necesitan.

Y en esta lucha diaria para servir, nuestros líderes, Presidentes Internacionales, Gobernadores, Presidentes de Clubes, le ponen alas a su imaginación, con lemas e inspirados discursos, expresando en ellos sus nobles ideales de servicio, para que sus hermanos Leones vayan por sus comunidades cubriendo a los necesitados con un manto de esperanza. Pero no somos suficientes.

Este momento particular de la humanidad, exige la imperiosa e inmediata búsqueda rápida de soluciones a tan dramáticos desequilibrios sociales y, ello conlleva realizar decididas acciones de servicio que nos permitan alcanzar los objetivos en el corto plazo.

Los niños sienten hambre ahora, ya, y el hambre no sabe de esperas.

La drogadicción no se combate con bellos discursos, sino poniendo en práctica tareas que habrán de sacar a los jóvenes de las calles hoy.

Los ciegos para ver y ser autosuficientes necesitan que los operemos cuanto antes, una de las mejores herramientas que tenemos para lograrlo, es el programa Sight First y se encuentra al alcance de nuestra mano.

Así tenemos numerosos ejemplos de servicios para realizar y los programas adecuados para efectivizarlos. Todo dentro de un contexto más ágil y dinámico.

Para lograr el objetivo necesitamos un cambio de actitud, el Leonismo necesita líderes que impriman más dinámica a su acción, fortaleciendo su capacidad de reacción, viendo que hay seres humanos que están sufriendo en este momento, lo cual implica servir inmediatamente.

El Presidente Internacional visualiza un Leonismo más efectivo y para ello nos recuerda que: "...los Leones entienden perfectamente que combinando las tradiciones del Leonismo con la acción innovadora, pueden alcanzar objetivos que hasta no hace mucho parecían un sueño."...

No olvidemos que la concreción del Servicio, nuestro objetivo convocante, se realiza a través del Hombre como ejecutor, con su total participación, su compromiso, su devoción, su espíritu solidario, su calidad social y su auténtica vocación de servicio.

Los fundadores, Melvin Jones y sus seguidores, concretaron el Servicio pensando siempre en ese Hombre que pensaba en el prójimo y brindándole su servicio lo ayudaba, le daba amor; cumpliendo el principio bíblico "Ama a tu prójimo como a ti mismo".

El hombre a su paso por la vida deja todo tipo de huellas, la suma de todas ellas es lo que da significado a la humanidad; en nuestro querido Movimiento:

 

"La suma de todos los Servicios es lo que da significado al Leonismo"