HIMNO LEONISTICO

Para escuchar la música y letra del Himno o Canción Leonística en formato MP3 haga clic

Con el propósito de provocar un mayor conocimiento del Leonismo a nivel lnternacional, y especialmente con el fin de hacer partícipe del pensamiento y obra de los Leones y Clubes Hermanos de Latinoamérica, a continuación transcribimos un trabajo del PDG León Pedro O'Ryan Donoso de la Selva del Club Hermano de Ñuñoa, de Santiago de Chile.

-----//-----

La letra de nuestro Himno Leonístico pertenece al que fuera León del primer Club formado en el país llamado ahora Santiago - Centro, Gustavo Campaña Gandarillas y, la música celebrado compositor nacional, señor Nicanor Molinare, autor además de tantas canciones, tales como:"Mantelito Blanco", "Chiu-Chiu", "Cura de mi Pueblo", etc.

 

Con la muerte de Gustavo Campaña, acaecida a comienzos de 1958, el Leonismo perdió a un elemento de real valía, sin pensar ambos, incluso Molinare que el Himno compuesto por ellos con tanto amor, se entonaría en tantas naciones y que llegaría también e los Estados Unidos, en donde fuera muy celebrado y aplaudido, especialmente cuando nuestro compatriota León Humberto Valenzuela ocupó la Presidencia Internacional en el período 1955 -1956.

 

Los Himnos tienen su embrujo y sirven para enaltecer una acción, para inmortalizar un pasado, para glorificar grandes causas. Por eso cantan los religiosos con recogimiento y unción a su Dios; cantan los jóvenes a su Colegio, a su Universidad en que se forman culturalmente, cantan a su Regimiento, a su Arma, a sus glorias, y cantan también los Leones a su gran causa de amor hacia la Humanidad.

 

Analicemos la letra de nuestro Himno y comentemos el mensaje:

 

"EL MUNDO ES NUESTRA SELVA ESTREMECIDA
QUE ANSIAMOS MAS SERENA Y MAS CORDIAL

Y SI ES BRAVO EL RUGIDO EN LA CONQUISTA

MAS CALIDA ES LA MANO EN LA AMISTAD".

 

Si cada Club o conjunto leonístico la llamamos Selva, el poeta quiso decir que todos los hombres formáramos una sola Selva de hermanos, dispuestos a servir a nuestra comunidad, hoy estremecida por tantos padecimientos y cegada por la fuerza incontenible de los odios y pasiones.

 

Esta Selva Universal la anhelamos más tranquila, más apacible sin tantos choques divergentes entre el bien y el mal, en donde reine la amistad, la comprensión humana y la cordialidad. Y si con el poder rugiente que le asignamos al Rey de la Selva, quiere llamar la atención de todos para obtener sus logros y conquistas; más importante aún es extender la mano a los necesitados, a los que llegan a nosotros en busca de algún alivio para sus múltiples necesidades. Parece existir cierta similitud entre este concepto y el saludo que nos hacemos a cada instante cuando nos encontramos con alguien. El apretón de mano, fuerte, envolvente, transmite amistad, transmite ternura, transmite compañerismo afectuoso. Una mano fría, sin calor humano, más que indiferencia parece expresar desprecio.

 

Luego el Coro dice:

 

AL AIRE LA MELENA QUE FLAMEA
ROMANTICA BANDERA DE LA PAZ

QUE AVANZA ENALTECIDA HACIA EL FUTURO

 COMO UNA LLAMARADA FRATERNAL.
 

La melena del León echada al viento en carrera veloz tiene su justificación en la tremenda ansiedad de alcanzar pronto solución a tantas urgencias, llevando siempre como principalísimo objetivo el buscar o afianzar la paz, sentimiento anhelado por todos los hombres de buena voluntad para progreso y bienestar de la Humanidad. Cada tranco del León, firme y seguro, por los caminos del mundo, será iluminado con esa antorcha inextinguible que lleva consigo desbordante fe de principios y sincera hermandad.

 

El segundo verso continúa:

 

LO NOBLE LO SINCERO Y GENEROSO

CON EL PASO FELINO HAY QUE SEMBRAR

QUE LA SUMA DE UN DIA Y OTRO DIA

ALCANZA LA GLORIOSA ETERNIDAD.

 

Las virtudes señaladas en la primera estrofa hay que divulgarlas y practicarlas con la misma seguridad y fuerza física que imaginamos al León de la Selva, pues son conceptos que se agrupan en nuestro ideario leonístico los que, queremos tengan el sello permanente, de duradero y eterno.

 

Finalmente digamos algo de la música del Himno que comentamos:

 

Sus compases son marciales, por lo tanto hay que cantarlo con marcialidad (valga la redundancia) y no como una simple canción con tono decadente sin fuerza ni vigor.

 

Por otra parte tengámoslo bien presente y no lo olvidemos, el Himno es el broche de oro de nuestras reuniones, es como la acción de gracias por lo realizado, o por el hecho de habernos podido reunir y alternar, por ello, es un instante que debe estar rodeado del mayor respeto y dentro de la mayor solemnidad.

 

Es parte del Acto Leonístico o de la Reunión y no un hecho aislado. Sólo al finalizar y después que el Presidente hace tañir la campana dando por terminada la sesión, caben las bromas, las anécdotas y las despedidas.

 

Por PDG Pedro O'Ryan Donoso
Distrito T-1 (Chile)

 

-----//-----

 

El mundo es nuestra selva estremecida

que ansiamos más sincera y más cordial

y si es bravo el rugido en la conquista

más cálida es la mano en la amistad. bis

 (Coro)

Al aire la melena que flamea

romántica bandera de la paz

que avanza enaltecida hacia el futuro

como una llamarada fraternal.  bis

 

Lo noble, lo sincero y generoso

con el paso felino hay que sembrar

que la suma de un día y otro día

alcance la gloriosa eternidad.  bis

 (Coro)

Al aire la melena que flamea

romántica bandera de la paz

que avanza enaltecida hacia el futuro

como una llamarada fraternal.  bis

volver.gif (4958 bytes)